resumen noticias

Recuerdos del primer amor afloran ahora

Amalia, la exnovia del Pontífice cuando eran muy jóvenes, comentó que una cartita de su enamorado le costó una golpiza de su madre.

Domingo, 17 de Marzo de 2013

ARGENTINA. Amalia se ha vuelto centro de atención después que se supo que Jorge Mario Bergoglio, hoy Papa Francisco, pudo haberse casado con ella si su noviazgo, cuando apenas tenían 12 años, hubiera prosperado.

Amalia era una niña argentina del barrio Las Flores, que hace años recibió de Bergoglio, entonces un niño de 12 años, la petición de que fuera su novia.

Al evocar esos años mozos, Amalia, de 76 años, recordó con admiración y respeto, que el hoy Papa Francisco, fue un chico muy correcto y que su madre era una Virgen María.

Quedó impactada cuando se enteró que él había sido nombrado Papa.

"Me quedé inmóvil delante del televisor. No podía creer que Jorge fuera Papa", dijo la anciana que confesó haber sido novia de Bergoglio en su juventud.

Fue en 1948 ó 1949 cuando Bergoglio le envió la carta a Amalia en la que le declaraba su amor y le pedía que se casara con él.

Según el testimonio de la exnovia, el nuevo Pontífice de la Iglesia Católica le escribió que si no se casaba con ella, se metería de cura, tanto que hasta se convirtió en Papa. "Por suerte para él le dije que no", bromeó la mujer.

Luego sigue su relato: "Yo no le respondí. Yo lo que quería es que desapareciera del mapa. Mi papá me dio una paliza porque yo me atrevía a escribir la cartita de un muchacho. Me había dibujado una casita (en la cartita) que tenía techo rojo, blanca y abajo decía que esta era la casita que te voy a comprar cuando nos casemos", recordó Amalia emocionada en un canal local de Argentina.

La mujer, ahora jubilada, dice que el ahora Papa Francisco, estaba locamente enamorado de ella, "jugábamos juntos, nuestro barrio era muy tranquilo y bueno, fue muy agradable", relató Amalia.

"Yo después no lo vi nunca más, mis padres me alejaron de él e hicieron todo lo posible por separarnos", dijo Amalia.

En la entrevista televisiva, Amalia le mandó un mensaje al nuevo Papa Francisco: "(Que) nunca se aparte del camino, que se acuerde de sus raíces. Cuando lo vi por la televisión me puse de pie y le dije, Jorge, te abrazo por el cariño de toda una vida".

En 2010 Jorge Mario Bergoglio confesó que a los 12 años había tenido una novia con la que gustaba bailar tango, "ella pertenecía a un grupo de amigos con los que bailábamos tango. Entonces descubrí mi vocación religiosa", confesó Bergoglio.