resumen noticias

Bergoglio: argentino, jesuita y nuevo Papa

El mundo fue sorprendido con el anuncio de que un latinoamericano es el nuevo Sucesor de San Pedro

Jaime García Oriani Corresponsal en El Vaticano/Agencias Miércoles, 13 de Marzo de 2013

Habla de sí mismo con humildad como "este Obispo" o el pontífice al que los cardenales "fueron a buscar al fin del mundo". Se le considera defensor de la familia y contrario al aborto, la eutanasia y los matrimonios entre personas del mismo sexo y, aunque es jesuita, es crítico de la Teología de la Liberación.

El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio se convierte así en el primer Papa americano y el primero en adoptar el nombre de Francisco.

"Comenzamos este camino de la Iglesia de Roma, Obispo y pueblo, juntos, en hermandad, amor y confianza recíproca ", dijo el Papa Francisco, en su primera aparición ante cientos de miles de fieles entusiasmados que colmaron la Plaza de San Pedro tras ser elegido ayer por el Colegio de Cardenales.

En el segundo día del Cónclave, la fumata blanca desde la Capilla Sixtina y el repicar de las campanas a rebato indicaron que los purpurados habían elegido a un nuevo Pontífice a la 19:06 horas de Roma (12:06 hora de El Salvador). Una hora después el decano del Colegio Cardenalicio, Jean-Louis Tauran, proclamó el tradicional "Habemus Papam!" y en seguida pronunció su nombre.

"Sabéis que el deber de un cónclave es dar un obispo a Roma y parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo al fin del mundo, pero ya estamos aquí", declaró ante la multitud y en seguida dirigió el rezo del Padrenuestro.

Vistiendo la sotana y solideo blancos, su primera petición como Pontífice a los fieles fue que recen unos por otros, "por todo el mundo, para que haya una gran hermandad" y la promoción de la Nueva Evangelización, así como por su antecesor, Benedicto XVI, que se retiró hace unos días a la vida de oración.

Según la prensa argentina, Bergoglio figuró entre los más votados en el cónclave de 2005, que eligió a Joseph Ratzinger como sucesor de Juan Pablo II. Se dice que en la votación, él habría declinado la nominación y los cardenales que lo apoyaban votaron por Ratzinger. Eso explicaría por qué ahora la decisión de los purpurados fue más rápida ahora.

Vida austera y discreta

Jorge Mario Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936 en el seno de una familia modesta de la capital argentina, hijo de un trabajador ferroviario de origen piamontés y una ama de casa.

Educado en escuelas públicas y graduado como técnico químico, a los 22 años se unió a la Compañía de Jesús y se ordenó sacerdote en 1969. Su trabajo pastoral lo llevó a ser desde simple párroco de provincia en Mendoza hasta el responsable de los jesuitas argentinos.

En mayo de 1992, Juan Pablo II lo nombró obispo auxiliar de Buenos Aires y en 1998, arzobispo coadjutor con derecho de sucesión en 1998. Se convirtió luego en el primer jesuita primado de Argentina y, en febrero de 2001, vistió finalmente el púrpura de cardenal.

Defensor de valores de Iglesia

Hombre tímido y de pocas palabras y amante del fútbol, el Papa Francisco goza de un gran prestigio entre sus seguidores que aprecian su total disponibilidad y su forma de vida, alejada de toda ostentación, pero cercano al trabajo a favor de los pobres. Su rutina comienza las 4:00 de la mañana y termina a las 9:00 de la noche.

Considerado un jesuita austero, de tendencia moderada, que lleva una vida discreta y cultiva el bajo perfil, aunque ha sabido enfrentarse al gobierno de los Kirchner por temas como el matrimonio entre personas del mismo sexo y los anticonceptivos.

Sin embargo, la presidenta Cristina Fernández fue de los primeros en felicitarlo y calificar su elección como "histórica", al tiempo que lo instó a promover la fraternidad entre los pueblos y las religiones.

En un país de mayoría católica, Bergoglio se opuso tenazmente en 2010 a la aprobación de la ley que consagró el matrimonio homosexual, la primera en América Latina.

"No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios", advirtió Bergoglio entonces.

También se opuso a una más reciente ley que autorizó a travestis y transexuales a registrar sus datos con el sexo elegido.

Su portavoz, Guillermo Marcó, reseñó que en los años difíciles de la dictadura argentina (1976-83) cuando Bergoglio debió mantener a toda costa la unidad de la congregación jesuita, tocada por la Teología de la Liberación, bajo la consigna de "mantener la no politización de la Compañía de Jesús".

El Papa Francisco ha recibido los saludos de líderes mundiales como el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien lo definió como "un defensor de los pobres" y le dijo que espera trabajar con él para "promover la paz, la seguidad y la dignidad de nuestro prójimo, no importa la fe que tenga".

La noticia sobre la elección del papa Francisco lleno de júbilo a la iglesia Católica salvadoreña. El encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica, Monseñor Dieudonné Datonou, declaró que "nos sentimos particularmente orgullosos porque es un obispo de América Latina, es la primera vez en la historia".

El obispo de Sonsonate, monseñor Constantino Barrera, que consideró que la Iglesia estará más unidad ahora. "El que sea latinoamericano nos va a ayudar a tener una relación más estrecha con él