resumen noticias

Federico QuirósFederico Quirós: "Estamos constantemente viendo hacia el futuro"

La empresa automotriz planea invertir al menos $14 millones en los cincos países de la región en los que tiene presencia. En El Salvador invertirá unos $2.3 millones en remodelación

Karen Molina negocios@eldiariodehoy.com Martes, 12 de Febrero de 2013

No cualquier compañía logra celebrar 60 años. La que lo hace sabe bien que no es fácil y que para lograrlo requiere de mucho sacrificio. Grupo Q lo ha hecho, pero Federico Quirós, hijo del fundador de la empresa Samuel Quirós, y vicepresidente de operaciones, resume sus máximos logros y sus planes futuros.

¿Cómo ha logrado Grupo Q mantenerse a lo largo de estos 60 años?

—Todo comenzó con mi padre, Samuel Quirós, que ha sido siempre una persona muy inquieta, muy emprendedora, con una obsesión importante por el servicio. Él fue dejando un legado importante en todos y cada uno de los que trabajamos dentro de la organización. Esa base, ese cimiento ha perdurado durante todo el tiempo. Las cosas cambian, por su puesto, pero esa base emprendedora, de pasión por el servicio es lo que nos ha permito perdurar durante todo ese tiempo.

¿Cómo ha cambiado la empresa desde entonces?

—Somos una empresa que nació en El Salvador, en San Miguel, hace 60 años y ahora estamos en cinco países centroamericanos, con más de 40 sucursales y con alrededor de 2,000 colaboradores en la organización. Lógicamente es una empresa de un tamaño considerable, que maneja una multitud de marcas de prestigio tanto en vehículos como en productos automotores (aceites, llantas, lubricantes). Además tenemos el brazo financiero para el financiamiento de vehículos, que es CrediQ, que lógicamente nos ayuda para el desarrollo automotor. Esto facilita que mucha de la gente pueda conseguir un vehículo a plazos muy favorables, con primas bajas.

¿Cuáles son los logros más significativos que la compañía ha tenido en estos años?

—Uno de los más importantes ha sido nuestra expansión por Centroamérica y poder consolidar una organización que al día de hoy se siente cada vez unida, con la misma filosofía, con la misma estrategia, con los mismos valores, con una misión común.

Y ahora ¿qué tipo de planes de expansión tienen para el futuro?

—Para empezar, nosotros estamos constantemente viendo al futuro. Las cosas cambian tan seguido y estamos sujetos a retos y oportunidades importantes que se nos dan en algunos países. Uno tiene que estar siempre visualizando cambios en la sociedad, cambios políticos, cambios económicos que nos permitan identificar oportunidades de crecimiento, de consolidación en el futuro.

En estos momentos estamos concentrados en los cinco países centroamericanos. Hay algunos proyectos de expansión principalmente en Guatemala, en el sector de transporte estamos con planes de edificar "showrooms" adicionales. En Honduras también tenemos un proyecto de expansión de una sucursal. Acabo de terminar unos proyectos de remodelación en Costa Rica y sí, nos mantenemos en movimiento. Estamos tratando de mantenernos a la vanguardia en temas de servicio, de tecnología, de innovación, de técnicas e iniciativas de comercialización. A pesar de ser una empresa de 60 años nos mantenemos permanentemente inquietos en una forma creativa y mantenernos siempre en sintonía con las tendencias del mercado.

¿De qué montos de inversión hablamos?

—Si tomamos todas las inversiones posiblemente puede andar cerca de los $13 o $14 millones, más o menos dividido principalmente en algunos proyectos de Guatemala. En Honduras estamos pensando en una sucursal adicional, en Guatemala estamos pensando en dos. En Costa Rica hemos abierto dos sucursales adicionales el año pasado y tenemos unas opciones en Nicaragua. Aquí en el país son como 2.3 millones. En El Salvador son más que todo proyectos de remodelación de las instalaciones existentes.

¿Cómo ve ahora el clima económico luego de que el país y el mundo entero pasó por una crisis donde la austeridad fue la consigna de todos?

—Desde finales de 2008, y 2009 y 2010 hubo una contracción importante en el mercado y no solo para nosotros, sino para el mercado en general. Y una de las cosas que nos permitió salir adelante fue afrontar ese reto y levantarse más temprano, trabajar más duro. Se requirió mucho del empuje de la empresa. Ahora creo que hemos aprendido una lección muy interesante. La empresa está viendo al futuro con ojos distintos.

¿Cómo considera los cambios que pudieran darse de cara a nuevas elecciones en 2014?

—Somos una organización que tiene 60 años y en ese transcurso hemos visto guerras civiles, guerras entre países, prohibición de importación de carros, golpes de Estado, países que crecen, que cambian de esquema político y uno tiene que tener la capacidad de ver más allá del momento porque el negocio no se detiene. Tener a capacidad de adaptarse y de poder contribuir a poner, colaborar en que todos vivamos en un país mejor, donde hay un respeto a las leyes y donde las empresas tienen un sentido más allá de su negocio y se orientan hacia la responsabilidad social y empresarial. Yo creo que todos podemos contribuir a hacer un país mejor.