resumen noticias

Petrocaribe quiere abarcar más allá del petróleo de los países miembros

Venezuela plantea crear una "Zona económica especial" para los países que pertenecen a los proyectos chavistas.

Sábado, 19 de Enero de 2013

El propósito de Venezuela, según el Gobierno de ese país, es tener nuevos espacios de negocios en los países que pertenecen a Petrocaribe, a través de la creación de una "Zona económica especial".

Precisamente eso fue parte de lo que el vicepresidente y candidato del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, conversó con funcionarios venezolanos en su viaje a Venezuela el pasado 10 de enero.

Sánchez Cerén adelantó la semana pasada que el vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, los invitó a formar parte de esa "zona especial de desarrollo económico" y por ello el efemelenista dejó claro que si gana la presidencia entrará a Petrocaribe.

Según el ministro de Petróleo y Minería, y presidente de Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez, en declaraciones al periódico venezolano El Nacional, la propuesta se estudiará "en base a las fortalezas productivas de la región más allá del petróleo, a fin de afianzar la infraestructura industrial de nuestras naciones, estableciendo nuevos espacios de intercambio económico, con condiciones que podamos acordar entre gobiernos". La idea es presentar esa iniciativa en febrero a nivel de jefes de Estado.

Para Medardo González, secretario general del FMLN, los salvadoreños deberían estar "contentos" de que el país se incorpore a Petrocaribe. "¿Y cuál es el miedo que El Salvador esté en Petrocaribe?, todo mundo debe estar (contento) porque allí todo mundo se va a beneficiar", afirma.

Hay analistas como Paolo Lüers que no le ve riesgo a ese proyecto más que de tipo comercial. "Los riesgos de Petrocaribe son meramente comerciales y eso hay que definirlo sobre la base de si es conveniente financieramente el costo del petróleo, las condiciones de pago", dice.

Aunque destaca que países como Nicaragua, pese a que están en Petrocaribe, no tienen combustibles baratos.

También Roberto Rubio, director de Funde, cree que si se maneja de forma transparente y sin ninguna condición política no le ve problema.

"Porque se podrían recibir baratos pero venderlos caros; el caso de Nicaragua que no solo está en Petrocaribe sino en Alba y tampoco vemos una diferencia sustantiva con los precios de la gasolina en Nicaragua respecto a El Salvador donde no hay", apunta Rubio.

Carlos Ruiz, de Alba Petróleos, dice que no se trata de regalar los combustibles y justifica que si la empresa no hubiera entrado al país los precios no habrían bajado.