$45 Mlls. el costo de la flota

Representantes de la empresa líder en Latinomérica en fabricación y venta de buses para sistemas masivos de transporte, Volvo, hablan sobre sus propuestas para El Salvador y explican las ventajas de un sistema eficiente, ordenado y único de transporte

Ninguna otra empresa se ha posicionado mejor que Volvo Latinoamérica para competir por el contrato de compra y de asesoría en la implementación del manejo de la flota de buses articulados que necesita el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss). El Diario de Hoy habló en exclusiva con el gerente comercial de buses urbanos para Latinoamérica del Grupo Volvo, con sede en Brasil, Euclides de Castro.

El proyecto del Sitramss marcha rápidamente...

Es una buena decisión porque una ciudad no puede seguir con un sistema caótico de transporte urbano... Ya hemos tenido varias conversaciones con el Viceministerio de Transporte (VMT) y con transportistas, pero notamos que ahora es el momento de consolidación. Antes era sólo una idea, un proyecto, un sueño. Ahora vemos que la cosa está realmente más firme.

¿Cuál es la presencia de Volvo Buses en Latinoamérica con relación a otras empresas?

Nosotros somos los líderes de mercado en sistema masivo de transporte de personas (BRT por sus siglas en inglés). Tenemos alrededor de un 70 % de presencia en Latinoamérica, porque nuestros buses son bastante fuertes y de bastante calidad. Son buses tropicalizados, hechos para soportar sistemas masivos y pesados. También son buses de alta tecnología: con suspensión al aire, con computador a bordo y frenos automatizados (EBS o Electronic Brake System). Es decir, son buses que dan mayor seguridad y confort al pasajero.

¿En qué se diferencia la adquisición de un sistema BRT de la compra de una flota de buses?

Hoy en día no se trata solamente de vender los buses. Hay todo un apoyo, una logística y una solución completa que no viene solamente con el material rodante que son los buses, pero que viene como una asesoría en la implementación del proyecto. De esta forma lo hicimos en Chile y con el Transmilenio en Colombia, que es un proyecto bastante grande. Más recientemente participamos en Panamá, que cuenta con 1,200 buses que nosotros financiamos completamente. Allí le proporcionamos asesoría al transportista, entrenamos gente, capacitamos mecánicos, montamos bodegas de repuestos y pusimos herramientas especiales a disposición para corregir cualquier problema que se pueda dar.

¿Es este paquete el que le proporcionarían al Sitramss?

Sí. Todo el proyecto... va a venir tecnología nueva, los buses son muy modernos, de alto rendimiento. Tenemos, obviamente, que capacitar y que asesorar este sistema que no es lo que actualmente existe acá: hoy en día los dueños de buses tienen un bus o tres o media docena. Nosotros vendríamos cuando ya haya una empresa grande, constituida y gerenciada por un equipo.

¿Para el Sitramss se necesitaría una sola empresa?

Sí. Yo entiendo que los transportistas de San Salvador se están agrupando en una sola empresa para el Sitramss, que es un sistema BRT. Obviamente van a seguir existiendo varias líneas de varios buses que van a caminar en paralelo. Pero el Sitramss necesitará una empresa sola y con una gestión bastante profesional, que tenga un garaje de mantenimiento con calidad, para garantizar seguridad, confort y un buen servicio a la población.

En sus conversaciones con el Gobierno, ¿se habla ya de un número de buses que se comprarán para la primera fase del proyecto?

Nosotros estamos hablando, de acuerdo con la información que tenemos, de más o menos 40 buses articulados y 250 padrones, estos son de motor delantero, para la primera fase del Sitramss. Un sistema BRT está conformado por buses articulados que van a andar por la carretera troncal, una carretera exclusiva, y por buses "padrones" (de dos ejes), que también van a salir a las comunas para tomar gente. Y en paralelo vas a ver la renovación de la flota común y corriente de los buses viejos.

¿Y Volvo va a participar en esta renovación también?

Tenemos la intención de participar en esto también, pero nuestro foco principal está en el Sitramss, donde hay buses articulados y padrones.

Las otras líneas ¿estarían alimentando al sistema?

Alimentándolo... o van a estar trabajando afuera del sistema. Pero esta es una primera fase... Se puede esperar una segunda y una tercera fase hasta que todo el sistema se consolide en uno solo.

¿Es preferible contar con un único sistema de transporte?

Sí, pero cada país responde a sus propias necesidades. Hoy día, en Santiago, hay un sistema único. Pero Bogotá aún no es un sistema único, pero está yendo hacia esto: ya está en la tercera fase. Empezó con una troncal y ahora el FCTP, un nuevo sistema, va a acabar de consolidarse en la ciudad en un único sistema. Acá el Sitramss es un primer proyecto, una primera línea, una primera tentativa para tomar de un 10 al 15 % de la población de buses, pero el sistema atomizado aún va a seguir existiendo, pero de a poco se va a conformar otro sistema.

El sector transporte está atomizado en numerosas empresas subsidiadas, y durante varias horas del día muchas líneas de buses corren con pocos pasajeros. Al consolidarse en un solo sistema ¿habrá ahorros para el transporte?

¡Oh, enormes! Porque no hay superposición de líneas. O sea, ya no habrá esa competencia que se vuelve una guerra por el cliente en la calle. Habrá, en cambio, un proyecto ordenado, con mayor frecuencia de viajes y con menos buses, pero transportando al mismo número de personas. Con el tiempo mejor aprovechado y con los buses más llenos, habrá mayor productividad para el operador y mejor servicio para el usuario.

Para un sistema como este que están planteando —40 buses articulados, 250 padrones—, ¿de cuántos empleados estamos hablando?

Nosotros tenemos un cálculo de que cada bus requiere un promedio de 3.5 personas, entre choferes, administrativos, mecánicos y otros. Entonces estaríamos hablando allí de casi 1,000 personas, solamente para esta primera fase del proyecto. Obviamente hay empresas que toman un poco más o un poco menos. Pero si hablamos del número de empleados, el Sitramss va a tomar el espacio de los buses que ya están, por lo tanto no habrá un incremento de la fuerza laboral.

¿Qué beneficios tendría para el sector transporte consolidarse en una sola empresa?

Una empresa BRT, consolidada, necesita ser más organizada y más funcional.

¿Y con mayores ganancias?

Eh, yo creo que sí. Aparte de que usted gerencia de una forma más consolidada, con un grupo mayor de buses tendría menos gastos. Si tiene una media docena de buses usted tiene un mecánico. Si tiene 30 buses, no solamente uno, entonces son economías de escalas. El empresario gana por la eficiencia del sistema.