Reuniones sin logros

Los buseros de la Mesa Nacional de Transporte pautaron una cita para el próximo martes para resolver la fecha de cuándo les cancelarán el subsidio atrasado. Los representantes de Fecoatrans, AEAS y ATP se reunieron con el Procurador de Derechos Humanos y amenazan con seguir el paro

Pie de foto texto espacio para texexto o texto espacio para texto pi texto pie foto. foto edh / omar carboneroBuseros de la Mesa Nacional de Transporte, que no participan en el paro, se reunieron ayer en Casa Presidencial con el secretario de Asuntos Estratégicos, el ministro de Obras Públicas y el viceministro de Transporte. Foto EDH / Jorge reyes

Luego de casi cinco horas reunidos con funcionarios del Gobierno, los miembros de la Mesa Nacional de Transporte no lograron ningún acuerdo concreto, más que una cita para el próximo martes.

Mientras tanto, los dirigentes de las gremiales Fecoatrans, AEAS y ATP, que no participaron de la reunión, amenazaron con mantener el paro por tiempo indefinido.

Sin embargo, por la noche los dirigentes de esas gremiales se mantenían reunidos, analizando la continuidad de la suspensión del servicio.

Por la mañana, el secretario de Asuntos Estratégicos, Franzi Hasbún, negó que exista la posibilidad de reunirse con los transportistas mientras están en paro. "Quiero desmentir eso, es falso. No nos vamos a reunir con huelguistas", dijo Hasbún.

Añadió que las instrucciones que ha recibido de parte del presidente Mauricio Funes son "aplicar todo el peso de la ley y las medidas correspondientes a aquellos que están haciendo este tipo de agresiones".

Nelson García, viceministro de Transporte, confirmó que son 619 unidades de transporte público a las que se les ha iniciado el proceso sancionatorio, el cual puede llegar a la suspensión de línea. "Lo más posible va a derivar en retirar las autorizaciones y concesiones de las personas que están violentando los derechos de los ciudadanos", dijo García.

Y para poder solventar el vacío que dejen las líneas a las cuales les anulen sus permisos, García expuso que se readecuarán algunas rutas, "ya que el gran San Salvador está saturado de buses".

Los funcionarios insistieron en que no aprobarán el aumento del pasaje, pero tampoco nivelarán el subsidio de este año que fue recortado a un 40 por ciento.

Ayer en el encuentro entre un grupo de buseros y el gobierno lo único que acordaron fue que en la reunión del próximo martes podrán "establecer las fechas que cancelarán el subsidio atrasado". Según el VMT la deuda es de $ 19 millones, que corresponde a tres meses. Pero Rodrigo Contreras Teos, de Casit y miembro de la mesa de transporte, aseguró que son cinco meses y $30 millones.

Protestas

Por tercer día consecutivo continuaron las protestas de motoristas y cobradores exigiendo el pago del subsidio atrasado.

En Mejicanos, manifestantes se aglomeraron en la 1a Avenida Norte, donde obstaculizaron el paso vehicular con ramas y llantas. La Policía despejó la zona.

Por primera vez, en San Miguel hubo apoyo al paro de buses. Sólo laboraron microbuses de las rutas 11, 2 y 5, además de unas cuantas unidades de las rutas 90B y F bus.

El coordinador del VMT en oriente, Gaspar Portillo, dijo que las rutas que no dieron servicio ayer durante la mañana fueron las interdepartamentales 316, 317, 318, 326, así como las s rutas urbanas en San Miguel 3, 5, 90B, 94, 91 y 90F. Según Portillo, en la zona norte y sur de Usulután y Morazán también hubo rutas que prestaron un servicio irregular, pero en horas del mediodía y tarde, las unidades estaban laborando normalmente.