Democracia requiere de un gobierno transparente

El Ejecutivo conjuga aciertos y desaciertos que no repercuten en un crecimiento económico ni en un mayor peso en la esfera internacional; el Órgano Legislativo no logra desprenderse de los intereses particulares de los partidos allí representados y el Órgano Judicial tiene ahora una Sala de lo Constitucional cuyas sentencias han contribuido a una reforma electoral y política. Así resume el mundo salvadoreño José Luis Lovo Castelar, miembro del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional.

Cree que desde los Acuerdos de Paz hasta la fecha, el país ha avanzado en el terreno electoral y político, y se ha mantenido un escenario en el que participan diferentes actores ideológicos, pero es necesario impulsar, por ejemplo, política económica de avanzada y así recuperar el sitio en el continente; pero esto no se va a lograr si Ejecutivo y empresarios, los llamados a forjar ese cometido mediante la inversión, viven en tensión.

Si bien al gobierno en turno le destaca programas sociales como el vaso de leche y entrega de escrituras es urgente, por ejemplo, atender el agro. Pero hay un reclamo igual urgente que hace al Ejecutivo Lovo Castelar y hacer que el Estado sea transparente a fin de combatir los altos índices de corrupción. Por eso dice que no hay que ponerle más cortapisas al acceso a la información pública tal como lo mandó la Sala de lo Constitucional en su reciente fallo contra el reglamento de la ley de acceso a la información.

"Esto no era más que un esparadrapo en la boca de todos los funcionarios públicos", es la lectura de Lovo sobre la actuación del gobierno de negar información si esta no ponía en riesgo la "seguridad política" del país, y ha creado una subsecretaría de Transparencia que es burocrática, no "abre la transparencia a su propia gestión que la mantiene bajo niveles de opacidad".

Es acá donde, a decir de Lovo, se hace necesario que la sociedad civil vaya dando la batalla frente a estos problemas y la actuación de los partidos también, pues a la llamada clase política no le gusta "abrir la puerta para que lleguen a estorbar su gestión".

Por eso cree que sentencias de la Sala de lo Constitucional como la relacionada con el decreto 743 han "modernizado el sistema", modernización que a su juicio le hace falta a los partidos representados en el Congreso además de madurez política cuando se trata.

"No puede haber efectiva democracia y un buen estado de derecho si la Corte es sumisa al Ejecutivo. Si logramos la independencia judicial se logrará un avance institucional democrático importante".