Crisis entre instituciones generó más inestabilidad

Ovidio Padilla, magistrado cuya elección fue anulada, fue apoyado por el presidente de la Asamblea, Sigfrido Reyes.

La resistencia de los políticos en cumplir con las sentencias de la Sala de lo Constitucional, irrespetando así el rol de cada órgano del Estado, generó una crisis institucional que provocó retrasos en el sistema judicial y un retroceso en el estado de derecho en el país.

En efecto, un grupo de diputados del Parlamento atentó contra la independencia del Órgano Judicial y no cumplió dos resoluciones relativas a las elecciones del Fiscal General y de dos tercios de la Corte Suprema de Justicia.

La crisis que generó el incumplimiento de la Asamblea se prolongó durante dos meses, y se agravó cuando un grupo de diputados, comandados por el presidente del Congreso, Sigfrido Reyes, demandó a la Sala ante la Corte Centroamericana de Justicia.

En medio de la crisis, el presidente Mauricio Funes convocó a los representantes de los partidos políticos para negociar un acuerdo y evitar un mayor desgaste del sistema judicial. Después de 16 reuniones en Casa Presidencial, los partidos políticos acordaron reelegir a los mismos magistrados y cambiaron al presidente de la CSJ nombrado en la primera elección, Ovidio Bonilla, por Salomón Padilla.

Para muchos sectores, la elección de Bonilla obedeció a intereses políticos. Prueba de ello es que el mismo Reyes entronizó y alzó los brazos de Bonilla durante una concentración de sindicalistas frente a la Corte Suprema de Justicia cuando este tomó posesión de hecho del cargo.

La elección de Padilla no cambió mucho los colores políticos, pues el presidente de la Corte Suprema de Justicia es un abogado que ha sido ligado a empresas vinculadas al FMLN. Sin embargo, el funcionario se comprometió a trabajar con neutralidad.

Tres meses después, los diputados acordaron elegir a un nuevo Fiscal General. Para Belarmino Jaime, el retraso fue incompresible, ya que la figura del Fiscal es crucial para la administración pública.

Son muchos los sectores de las más variadas ideologías políticas que exigen que las sentencias de la Sala de lo Constitucional se cumplan.

En ese sentido, la relatora de la Organización de las Naciones Unidas, Gabriela Knaul, exhortó a los políticos, en una reciente visita al país, a respetar la Constitución y cumplir con las sentencias de la Sala de lo Constitucional.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.