Deducción fija de $1,600 para rentas anuales abajo de $9,100Ya NO pedirán factura por salud y educación

Si sube de ese techo Hacienda podría pedir recibos de gastos

Los diputados aprobaron el miércoles, sin los votos de ARENA, una reforma fiscal que establece impuestos a la actividad y que define una nueva forma de retener el impuesto sobre la renta a las personas jurídicas. Foto EDH / ARCHIVO

os contribuyentes con rentas anuales superiores a los $9,100 tendrán una deducción fija de $1,600 en concepto de salud y educación, con la cual no estarán obligados a presentar una liquidación cada año.

La renta de una persona natural se calculará restando a los ingresos anuales las deducciones de Seguro Social y la AFP, además de los $1,600 en educación y salud.

Los que, descontados esos tres rubros, tengan una renta superior a los $9,100 anual en concepto de sueldo, según diputados y expertos en el tema tributario, deberán guardar las facturas de gastos en educación y salud en caso de que Hacienda se las solicite eventualmente, pero tampoco deberán presentar una declaración anual.

Los que ganen más de $60 mil al año o $5 mil mensuales sí deberán presentar la declaración de renta que todos los contribuyentes han presentado en años anteriores.

Este tema, de acuerdo con la diputada del Fmln y presidenta de la comisión de Hacienda, Lorena Peña, traerá más ingresos a los contribuyentes que ganan mensualmente entre $503 y $6,200, pues habrá un nuevo cálculo para determinar la retención del impuesto.

Antes el Ministerio de Hacienda hacía una devolución a los que se les retenía más de la cuenta, según las tablas de retención anteriores. Ahora Hacienda tendrá que elaborar nuevas tablas de retención de acuerdo con la enmienda aprobada.

"Van a realizar una nueva tabla de retención para descontarles menos y al descontarles menos (a los asalariados abajo de $6,200 mensual) no tendrán al final ni que pagar más ni devolver. El gobierno está trabajando en la nueva tabla", señaló Peña.

Por su parte, el titular de la cartera, Carlos Cáceres, sostuvo ayer en una entrevista televisiva que en 2012 sí se harán devoluciones, pues la nueva retención del impuesto sobre la renta iniciará a partir de enero de 2012.

"Quiero aclararles que como este año 2011 se le retuvo con la tabla vieja, en el año 2012 todavía vamos a tener que hacer las devoluciones. (Pero) no se preocupe la ciudadanía, que vamos a devolverle su dinerito que se les ha cobrado de más", señaló el titular de Hacienda.

Por otra parte, la enmienda establece una cláusula para que los que no coticen con el Seguro Social ni las AFP puedan declarar con base a los gastos en educación y salud.

"Aquellos asalariados que no gocen de deducciones fijas por servicios hospitalarios, medicinas, servicios profesionales, colegiatura o escolaridad a que se refiere esta ley podrán hacer uso de su derecho a declarar, para efecto de devolución", señala un nuevo inciso agregado al Artículo 38 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

En ese sentido, la ley también establece que el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y las AFP deberán cruzar información a pedido de la Dirección General de Impuestos Internos a fin de verificar las personas jurídicas que no son sujetos de retención de estos servicios.

A juicio de Cáceres, al eliminar el pago de renta a los salarios mensuales iguales o menores que $503 no se está reduciendo la base tributaria (cantidad de personas que pagan impuesto).

"No es que estemos reduciendo la base tributaria como algunos lo están diciendo; lo que pasa es que la base tributaria está llena de contribuyentes que no pagan", aseveró Cáceres.

Cálculo de retención

Para calcular la retención de renta mensual para los asalariados se requiere de una tabla que consta de cuatro tramos (ver tabla adjunta). Por ejemplo, un salario de $750 registra un ingreso anual de $9,000, a los que se le han retenido en el año $600 de Seguro Social y de AFP.

A los $9,000 se le restan esos $600 y los $1,600 de deducciones fijas de gastos de salud y educación, de lo que surge un total de $6,800, que es la renta imponible.

A esta cantidad se le resta $4,064, que es la cifra menor del tramo al que corresponde el salario anual, lo cual da un resultado de $2,736 y a esa cantidad se le calcula el porcentaje de impuesto según el tramo al que pertenezca, en este caso del 10%. El resultado es $273.

Luego a esta cifra que resulta al aplicar el porcentaje se le suma la cuota fija, que en este tramo es de $212. O sea $273 más $212 da $485. Después ese total se divide entre los 12 meses del año para determinar lo que cada contribuyente pagará. En este caso pagará $40 mensual de renta.

El diputado de ARENA, Donato Vaquerano, señaló que si bien hay un ahorro a mediano plazo para los contribuyentes, el aumento de los impuestos del 25% al 30% a las empresas con ingresos superiores a $150 mil terminarán generando inflación.

"Todo impuesto genera un grado de inflación, sobre todo cuando afecta a una gran parte de la población. A la larga van a salir afectadas todas las empresas pequeñas, aunque ellas no tengan incremento de impuestos", acotó.

Entre tanto el jefe de la bancada tricolor señaló que el aumento del pago de renta a las empresas privadas afecta la actividad económica.

"Seguimos manteniendo que todo impuesto que llega al Estado tiene que extraerse de la actividad productiva del país. No cambian (los efemelenistas) su visión equivocada que tienen de creer que solo es llevar más dinero a la arcas del Estado y no se comprometen a aumentar la actividad económica", acotó.

Agregó que sin un plan de austeridad el Gobierno no podrá terminar su período sin que recurra a más impuestos.

"Deben ser más responsables y evitar el despilfarro del dinero del pueblo. No van a poder terminar el año y su gobierno sin la necesidad de recurrir a impuestos", aseveró.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.