España

Maquinista de tren descarrilado es acusado de "homicidio por imprudencia"

Tras ser dado de alta, el empleado está en "condición jurídica de detenido", indicó el ministro del Interior español

Según la cifra oficial brindada por autoridades españolas, 78 personas murieron en el siniestro. FOTO AP

El maquinista del tren que descarriló el miércoles cerca de Santiago de Compostela, norte de España, y provocó 78 muertes, está "detenido por el delito de homicidio por imprudencia", dijo hoy el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, según medios internacionales.

"Desde la 19h40 (17h40 GMT) del jueves está en condición jurídica de detenido por presuntos delitos de homicidio por imprudencia", dijo Fernández Díaz, en una rueda de prensa en Santiago de Compostela.

El maquinista es José Francisco Garzón Amo, de 52 años, y ya "ha sido dado del alta" médica, indicó el ministro, quien también reveló que el conductor del tren se negó a declarar ante la policía y que será puesto el domingo a disposición del juez. "Las 72 horas (límite de detención policial antes de ser puesto a disposición de un juez en España, ndr) terminan a las 19h40 (del domingo) y pasará entonces a disposición judicial", afirmó Fernández Díaz.

Las primeras hipótesis sobre las causas del accidente apuntan a un exceso de velocidad, aunque el ministro se limitó a afirmar al respecto que "hay informaciones públicas en las que no voy a entrar" y tampoco detalló cuáles son los indicios que supuestamente apuntan al conductor.

Las autoridades, la policía y la empresa concesionaria del servicio, la estatal Renfe, apuntan a la "imprudencia del conductor" que debió haber disminuido la velocidad del convoy antes de una curva pronunciada.

Sin embargo, expertos y gremialistas hablan también de cuestiones técnicas que pudieron fallar y sobretodo denuncian algunos desacoples en sistemas preventivos de frenado en la red, en casos de excesos de velocidad.

Una comunicación por radio entre el conductor del tren siniestrado y la estación de Santiago de Compostela, muestra que el conductor admite, poco ante de la tragedia, que circulaba a 190 km/h en un tramo en el que debía ir a 80 km/h.

El accidente ferroviario de Santiago, ocurrido el miércoles pasado, es el peor ocurrido en España desde los años 40 cuando cientos de personas murieron en el choque de dos trenes en la provincia de León

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.