Fundación Hellen Keller reconoce labor de 36 altruistas

Es el segundo año que organizan esta actividad. Buscan promover los derechos de las personas con discapacidad.

La profesora Angélica de Reina fue galardonada. Ella colabora en la asociación de padres del Centro de Rehabilitación Integral de Occidente (Crío). Foto EDH / Cristian Díaz

SANTA ANA. El Teatro Nacional de la Ciudad Morena fue el escenario donde 36 profesionales de diferentes áreas fueron reconocidos por la Fundación Hellen Keller debido al trabajo que realizan en pro de los derechos de las personas con discapacidad.

La fundación entregó estatuillas y diplomas a las personas que fueron "seleccionadas minuciosamente", explicó su presidente, Óscar Orantes.

"A nivel mundial, cada fundación (Hellen Keller) premia a personas que en diferentes temas ayudan a la inclusión de las personas con discapacidad y están llevando una información veraz de los hechos que hay en nuestro país", manifestó Orantes.

En el acto también hubo una pasarela en donde varias personas en sillas de ruedas y con muletas, modelaron por el escenario de la Gran Sala del Teatro santaneco.

Su entusiasmo y dinamismo a la hora de modelar generaron aplausos de los presentes, muchos de ellos familiares de los galardonados.

El reconocimiento se dividió en categorías, entre ellas: superación, salud, cultura, periodismo, entretenimiento, educación, música, deportes, voluntarios e instituciones.

Una de las personas galardonadas en el área de salud fue Estela Mixco, quien es enfermera desde hace 29 años y labora en el Hospital San Juan de Dios de la ciudad.

"El reconocimiento es algo especial. Siento una gran emoción. Es muy importante la labor nuestra porque creemos que pasamos inadvertidos; pero además de Dios hay personas que siempre ven nuestro accionar", afirmó la profesional.

Además de enfermera, Mixco es profesora de educación especial desde 1992.

La directora nacional de formación de artes de la Secretaría de Cultura de la Presidencia, Vanessa Ruiz, expresó que es un honor apoyar este tipo de actividades.

"Quiero pedirles que podamos tener grandes abogados y doctores sin importar la discapacidad que presentamos", aseveró.

La fundación Hellen Keller nació en 2000 como Círculo de Alfabetización de Sordos de Santa Ana (Casa). Hace ocho años adoptó el nombre con el que se le conoce actualmente.