"Somos Familia" reunió a más de 700 jóvenes de Oportunidades

Es la primera vez que la Fundación Gloria de Kriete organiza el masivo encuentro b Jóvenes de Santa Ana, Ahuachapán, Chalatenango, San Miguel y San Salvador participaron en el evento

Doña Celina de Kriete (derecha) participó con los jóvenes en el juego "naranjas encestadas". Fotos EDH / marvin recinos

SAN SALVADOR. La Fundación Gloria de Kriete organizó el evento "Somos Familia" para más de 700 jóvenes que pertenecen al programa Oportunidades, iniciativa liderada por dicha fundación.

En la actividad interactuaron jóvenes de San Miguel, Santa Ana, Ahuachapán, Chalatenango y San Salvador.

Roberto Kriete, presidente de Fundación Gloria de Kriete y Celina de Kriete, directora ejecutiva, motivaron a la juventud y felicitaron a los maestros de los centros de Oportunidades.

"La familia Kriete siempre ha estado con ustedes y seguiremos apoyándolos. Queremos cambiarles la vida con este programa", aseveró Roberto Kriete.

Esta es la primera vez que se lleva a cabo "Somos Familia". Este resultó ser un evento exitoso por lo que la Fundación procurarán repetirlo año con año, afirmó Celina de Kriete.

Los participantes se dividieron por colores: rojo, naranja, verde y azul. Cada uno representaba un mundo. Cada uno de ellos tenía submundos y éstos a su vez tres equipos.

Los jóvenes disfrutaron de cuatro juegos: salta cuerdas, naranjas encestadas, canaleta pelotera y carrera de relevos.

Al terminar la jornada, la fundación ofreció un almuerzo para los participantes.

El programa le ofrece a jóvenes de escasos recursos la opción de tener una educación integral que les brinde éxito en su futuro.

Oportunidades posee tres fases: nivela ( 646 jóvenes), despega (154 participantes) y vuela (16 beneficiados).

El equipo de profesores y "coach" (entrenadores) le otorga a los beneficiados las herramientas necesarias para encaminarlos en una trayectoria de excelencia, explicó la directora del programa, Lucrecia Palacios.

Centenares de jóvenes ya han sido beneficiados con la iniciativa de la familia Kriete, la cual promete seguir apoyándolos a ellos y a otros.

"Este programa me ha cambiado completamente mi vida, antes de entrar no tenía ni idea de qué quería ser. Hoy sé que quiero especializarme en finanzas y apoyar a mi país", relató Ana Erika Cruz, de 21 años, quien tiene una beca en la Skidmore College, en Nueva York, Estados Unidos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.