Hay daños en puente fronterizo

A diario circulan miles de vehículos sobre el estructura. Es usada sobre todo por turistas

El MOP aseguró que está restringido el paso de furgones. La imagen contrasta con eso.Las miles de personas que a diario utilizan el puente de Las Chinamas lamentaron el estado en que se encuentra. foto edh / CRISTIAN DÍAZ

AHUACHAPÁN. A pesar de que en el puente que divide a El Salvador y Guatemala, en el cantón Las Chinamas, Ahuachapán, circulan a diario más de 5 mil vehículos, el paso no ha recibido un tratamiento adecuado en los últimos 19 años, de acuerdo con ahuachapanecos que participaron en dichas obras.

Eso ha generado que el puente presente daños en su capa asfáltica, que en muchos tramos ha desaparecido por el tráfico vehicular que debe de soportar.

Pero lo peor de todo es que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) no cuenta con registros históricos ni con los planos del puente para determinar la gravedad de su estado.

El director del Centro de Operaciones de Emergencias de la entidad, Julio Moreno, confirmó que tiene más de seis décadas de haber sido construido. Fue inaugurado el 12 de febrero de 1950, de acuerdo con otras fuentes.

Moreno explicó que el paso sobre la estructura está restringida por dos razones.

"Al no conocer su estructura y cómo fue construido, no conocemos la capacidad de carga del puente", dijo.

Explicó que la otra razón se debe a que 300 metros antes de llegar al puente, del lado salvadoreño, hay un talud inestable, que cuando pasan los camiones pesados, la vibración genera derrumbes en la zona.

Aunque se supone que los camiones vacíos solo pueden circular entre viernes y domingos, durante la visita de un equipo de este periódico se observó que al menos tres furgones pasaron por el puente hacia Guatemala, un miércoles.

Pero a estas dificultades para que el MOP intervenga el puente se suma otra de mayor dificultar para resolver.

Moreno dijo que este es Patrimonio Cultural de Guatemala.

"Decir que le vamos a meter manos representa una gran cantidad de gestiones de años con Guatemala para ver si ellos permiten que se ponga otro puente", explicó.

Una de las alternativas que plantea la entidad, debido a ese impasse, es construir una nueva estructura 50 metros río abajo.

Eso representaría desviar las calles y que Guatemala avale el proyecto. Además, tendrían que buscar los fondos.

Sobre la reparación de la capa asfáltico dijo que tampoco pueden colocar una nueva pues no conocen al detalle la estructura del puente.

"No sabemos si lo estamos cargando más y pueda representar un riesgo", agregó.

Quienes circulan por el lugar temen que suceda una desgracia, principalmente durante el invierno, pues el río Paz aumenta su caudal considerablemente durante esta época. Eso podría generar más daños en sus cimientos.

"Es preocupante que las autoridades no hagan nada para reparar este puente porque es el más utilizado en el rubro de turismo", dijo Carlos Ascencio, un guatemalteco que iba de paso hacia Costa Rica.

El personal de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME ) contabilizan a diario 36 buses turísticos que circulan y utilizan el paso vehicular.

Desde la construcción de la obra, tuvo que transcurrir 44 años para que las autoridades guatemaltecas y salvadoreñas se pusieran de acuerdo, es ta vez para su reparación, en 1994.

Ambos países invirtieron (50 % cada uno) 6 millones de colones ($685 mil 714) para realizar las obras de reparación. Se tardaron seis semanas.

Uno de los ahuachapanecos que trabajó en las reparaciones fue Adalí Gómez.

Expresó que el puente se arruinó rápidamente porque las autoridades no respetaron algunas recomendaciones que la empresa que realizó los trabajos le dio a las instituciones de los dos países.

Una de ellas era de que no dejaran pasar tantos vehículos sobre el puente de una sola vez; sino que debían de hacerlo paulatinamente.

El MOP informó que los puentes General Manuel José Arce, en la frontera La Hachadura, y el de Anguiatú, en Santa Ana, serán reconstruidos.

La inversión en el primero será de $1.3 millones; y para el segundo, $3 millones.

Las obras serán licitadas en los próximos días.