resumen noticias
Además en

Crean primer banco de alimentos de El Salvador

El Banco de Alimentos inicia operaciones este 30 de abril. Cada mes proyecta entregar 1,250 bolsas solidarias a familias pobres.

Guadalupe Hernández negocios@eldiariodehoy.com Miércoles, 24 de Abril de 2013

Entregar 10 mil bolsas solidarias a familias que viven con menos de un dólar al día en 2013 es una de las metas del primer Banco de Alimentos de El Salvador (BAES).

La iniciativa es apoyada por la Cámara Americana de Comercio (Amcham) y 17 empresas salvadoreñas, en su mayoría del rubro de alimentos, y de otros sectores, las cuales donarán los productos en forma periódica.

Una de las principales tareas del Banco será solicitar los donativos a las diferentes empresas, y con esos productos, elaborar Bolsas Solidarias, que tendrán un peso aproximado de entre 15 a 20 libras.

Los paquetes serán entregados a Organismos no Gubernamentales, iglesias, y organizaciones comunitarias, a un costo simbólico que ronda entre los $4 y $8 cada uno, para luego distribuirlas a los beneficiados. Esa entrega será supervisada por el organismo.

El costo de los paquetes, también llamado cuota de recuperación, es un monto por debajo del costo real del mercado, que ronda los $35, afirmó explicó Manuel de la O, director ejecutivo del Banco de Alimentos.

"Es una cuota que permitirá continuar ayudando a las personas más necesitadas del país", dijo de la O.

La cuota cubrirá los costos de operación, la compra de materia prima para elaborar los paquetes, gasolina para la recolección de los donativos, y también la compra de alimentos, cuando así sea necesario.

"Es una forma de contribuir a la erradicación del hambre y la desnutrición que hay en el país", dijo Claudia de Ibáñez, presidenta de Amcham y representante de la cadena Walmart, una de las principales impulsoras del proyecto.

Añadió que las empresas que participan en este proyecto también obtendrán beneficios, como ahorro de fletes, trámites y pagos por destrucción de mercadería, deducciones fiscales por los donativos, mejora de inventarios y recuperación de espacios en las bodegas, entre otros.

En una primera etapa, el Banco funcionará en una bodega de Ramsa, ubicada en Santa Ana. Posteriormente, se proyecta construir las propias instalaciones del banco en Lourdes, en un terreno donado por el Banco Citi.

Las empresas que no son del sector de alimentos brindarán su aporte, ya sea, con voluntarios, transporte o servicios administrativos.

El primer banco de alimentos se abrió en Estados Unidos, en donde en la actualidad existe una red. La idea ha sido retomada por países de Latinoamérica, como Brasil, México, Colombia y ahora por Centroamérica.