resumen noticias
Además en

Las barreras del sector público alejan inversión

En 2012 la inversión privada fue del 11.7 % del PIB. Debe subir al 22 por ciento

Guadalupe Hernández nacional@eldiariodehoy.com Domingo, 21 de Abril de 2013

El próximo Encuentro Nacional de la Empresa Privada (Enade), a celebrarse este 29 de abril, será el escenario en donde se presentarán una serie de propuestas para que el país salga del letargo económico y social de los últimos años, que lo mantiene a la zaga del resto de la región centroamericana. El evento es organizado por la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) desde hace 13 años.

Durante el encuentro, denominado: Mejorando empresas, transformando vidas, se hará énfasis en los graves problemas que enfrenta el sector privado en sus operaciones cotidianas, las que sin duda obstaculizan las inversiones y frenan su crecimiento.

Entre los más graves problemas que se describen en el documento Enade XIII, se encuentra la actitud errada que ha mantenido el sector público durante la actual administración, quien se ha dado a la tarea de utilizar política e ideológicamente los conceptos de empresa, propiedad privada, libertad para emprender y generación de riqueza, como sinónimos de explotación, exclusión, bajos salarios y pobreza.

Ese ambiente de polarización política, añade el documento preparado por el gremio, afecta sensiblemente las decisiones de inversión, principalmente de proyectos de alto nivel tecnológico, que son los que requieren de mayor tiempo de recuperación.

Citan además, la burocracia engorrosa para obtener permisos, retrocesos en los tiempos para inscribir una empresa, modificación frecuente de ordenanzas municipales y atrasos en los trámites en aduanas.

Según la ANEP, todas las dificultades anteriores se reflejan en los bajos niveles de inversión privada que se han registrado el país en los últimos años, la cual no llega ni al 22 % del Producto Interno Bruto (PIB), una cifra que según organismos internacionales es la ideal para impulsar un crecimiento sostenido.

De hecho, durante el actual período presidencial se ha alcanzado la tasa más baja de inversión privada de la historia reciente del país. En 2011 fue de casi el 12 %, mientras que el año pasado bajó a 11.7 %. Esté último año, la inversión pública ascendió a $2,700 Mlls.

"En cualquier país que aspira a convertirse en desarrollado se espera que el gobierno trabaje hombro a hombro con el sector privado en una agenda conjunta que permita aumentar la competitividad, atraer crecientes flujos de inversiones, generar empleos y propiciar el círculo virtuoso del crecimiento económico", reza el documento.

Según, la ANEP, la agenda del desarrollo económico debe incluir: institucionalidad, innovación, infraestructura y educación. Sólo así será posible generar suficientes recursos fiscales para que el gobierno cumpla con su rol subsidiario con las familias más pobres. Todos los países desarrollados han seguido este camino, sostiene.

El período de mayor crecimiento de la economía nacional fue entre 1991-1995, con una tasa promedio del 6.2 %. Además, fue justo en 1995, cuando la inversión privada superó el 15% del PIB.

Durante ese mismo período se impactó positivamente el empleo, al aumentar en 11% los cotizantes al ISSS, mejoró en términos reales en 11.8% la recaudación tributaria y hubo una significativa disminución del 11.6 % de la pobreza.

Los empresarios insisten que sólo en un crecimiento económico alto y sostenido es posible disminuir la pobreza y aumentar los niveles de empleo, que es lo más demandado en la sociedad salvadoreña, junto a la seguridad ciudadana.

La ANEP asegura que en el país aún hay un enorme potencial para invertir, producir, generar empleos de calidad, conquistar nuevos mercados, diversificar los destinos de exportación, y otros.

Pero esas grandes metas de país no se han logrado por la falta de apoyo del gobierno, que ha mantenido un discurso confrontativo y no ha estimulado el diálogo entre los sectores.