Compatriotas agradecen al ex cónsul López por su gestión

Uno de los logros más significativos del funcionario es que las autoridades en El Salvador reconozcan a la comunidad salvadoreña de Nueva Jersey, separándola con la de Nueva York

FOTO EDH/H. Sermeño

El martes 19 de marzo, Carlos López dejó oficialmente de ser el cónsul de Nueva Jersey, después de 7 años de gestión en el cargo. Entregó los fondos, los archivos, hizo el inventario, todos lo que era su responsabilidad dentro de su oficina. Ante esta situación, un grupo de representantes de la comunidad local quiso mostrarle su agradecimiento por su gestión e incluso le entregaron una placa de reconocimiento por todos estos años de trabajo.

Lo que no le queda muy claro es el verdadero motivo de su destitución, pues hubo muchos logros conseguidos desde su oficina, grandes avances con la comunidad salvadoreña en todo el estado Jardín, como para que se le haya dado tanta importancia a ciertos videos publicados en las redes sociales, con el evidente objetivo de perjudicarlo profesionalmente.

Según el ex cónsul, la situación de todos los consulados salvadoreños en Estados Unidos es similar, las comunidades locales han crecido abrumadoramente y con ellas sus demandas de trámites consulares, pero no el personal que atiende estas sedes diplomáticas. "En Elizabeth habíamos cinco empleados para atender a un promedio de 70 personas diarias. Unos 40 o 50 tramitan el pasaporte y el sistema no es tan ágil para realizar estos procedimientos, cada trámite se toma 10 o 15 minutos", detalló.

Según los usuarios, desde hace un tiempo hasta la fecha, los trámites consulares se han convertido en toda una odisea. "Yo llegué al consulado de Elizabeth hace unas semanas como a eso de las 4 de la madrugada, pensando que iba a ser de los primeros, pero mi sorpresa fue ya habían mas de 20 personas esperando, unos habían llegado a la media noche", comentó Armando Zepeda, originario de Sonsonate, quien vive desde hace 12 años en Jersey City.

"Había un clima espantoso, con un viento glacial y algo que no se entendía si era nieve o granizo por que golpeaba cuando le golpeaba a uno el rostro, lo cierto es que le hice huevos hasta las 8 de la mañana que abrieron la oficina y entonces me dicen que no había alcanzado número para pasaporte ese día, que tenía que regresar otro día", agrega Zepeda todavía con indignación en sus palabras.

Carlos López acepta que esta es la realidad de los consulados en la actualidad. "Ahora con un miembro menos en el equipo de trabajo, la presión laboral para los trabajadores del consulado se incrementa, ya que desde hace mucho tiempo el personal no da abasto para la demanda de la gente, la presencia de connacionales ha crecido en todo Estados Unidos y el personal de los consulados, irónicamente ha disminuido", insiste López.

Al echar un vistazo al pasado cercano, el ex cónsul López prefiere enfocarse en las cosas buenas que se consiguieron en su gestión al frente del consulado de Elizabeth en Nueva Jersey. Un de los logros más significativos es que las autoridades en El Salvador reconozcan a la comunidad salvadoreña de Nueva Jersey, separándola con la de Nueva York. Ahora incluso los candidatos a la presidencia de nuestro país (ya sea del partido oficial o de la oposición) vienen exclusivamente a Nueva Jersey.

No obstante agregó que todavía queda pendiente la visita de un mandatario salvadoreño a Nueva jersey, ese es un reto para la comunidad local. Cuando eso suceda, sin importar el partido político al que pertenezca, entonces se reconocerá el trabajo que la comunidad local ha hecho por décadas. "Yo siempre lo gestioné, pero no lo pude lograr", dice el ex funcionario, porque todos han visitado siempre Washington, Los Ángeles y Nueva York, pero ningún mandatario ha venido al estado Jardín todavía". Agrega López.

Pero la lista de los logros conseguidos por López va mucho más allá. "Se ha desarrollado tanto la comunidad salvadoreña en este estado, que la empresa alimenticia Goya, ahora tiene que importar dos o tres contenedores de productos salvadoreños mensuales. Además, se tienen establecidos varios festivales al año. Hay dos Cámaras; una solo de comercio y otra que es Cámara de Comercio y de profesionales", detalla.

Dice además que al inicio de su gestión había únicamente 4 organizaciones comunitarias en toda la zona y en la actualidad hay más de 15 y otras que se siguen formando. Como resultado de este crecimiento de las organizaciones sociales, hay incluso mas salvadoreños que se están lanzando a probar suerte en la política y esperamos tener buenas sorpresas en el futuro cercano.

Pero el ahora ex cónsul también recuerda que hubo proyectos inconclusos, no se logró hacer un desfile de la independencia salvadoreña. Se participa en el desfile estatal hispano, donde somos una de las comunidades más grandes, pero eso es diferente. Incluso, hubo metas a nivel laboral que tampoco se concretizaron, como la necesidad de tener un personal mas diversificado en el consulado, para dar un servicio con la calidad que la gente se merece.

Carlos López dice que no descarta volver al cuerpo diplomático, ya que es funcionario de carrera y esta acreditado en la academia diplomática de El Salvador y que su plaza queda disponible por si una nueva administración lo necesita en el futuro.