TV para conectar a salvadoreños en Washington con sus lugares de origen

El salvadoreño Gerardo Sánchez impulsa un programa de variedades para conectar a sus compatriotas residentes en el área de la capital estadounidense con sus comunidades de origen en el país. El programa se ha empezado a transmitir en un canal local en San Miguel.

El salvadoreño Gerardo Sánchez, le apuesta a una conexión más directa entre la comunidad salvadoreña residente en el Área Metropolitana de Washington

Gerardo Sánchez se ha ganado con tesón y esfuerzo el cariño de la comunidad salvadoreña residente en el Área Metropolitana de Washington a la que capta con cámara en mano en cuanto evento noticioso, cultural y social realiza esta minoría considerada el grupo de inmigrantes más numero en la zona de la capital estadounidense.

Este salvadoreño apuesta por ampliar el puente de comunicación a través de la pantalla chica entre los inmigrantes salvadoreños con sus comunidades de origen, con el programa Así ese mi gente, una producción que inició hace cuatro años para difundirla por las redes sociales.

No obstante desde enero ha iniciado la transmisión a través de un canal de cobertura para la zona oriental del país desde la ciudad de San Miguel, de donde es originario Sánchez.

"Es un programa semanal de una hora, que trata de temas de la comunidad, por ahora lo hemos estructurado en cinco segmentos de reportajes, entrevistas con salvadoreños destacados, la diáspora opina, cobertura de eventos sociales y ventana deportiva", explica Sánchez.

Antes de iniciar esta etapa del programa formal de variedades, la versión para difundir en las redes sociales consistía en reportajes esporádicos de los eventos comunitarios con los que se fue dando a conocer en facebook y otras plataformas virtuales en boga en estos días, desde donde creó un nada despreciable público de seguidores cercano a los 15 mil "amigos", según el entusiasta realizador.

La producción de Así es mi gente es austera, reconoce Sánchez, que trabaja con su familia como equipo. Cada programa tiene un costo cercano a los cinco mil dólares, agrega; pero desde que inició con la producción regular en enero de este año ya han conseguido algunos patrocinadores, especialmente salvadoreños del mundo de negocios, que creen en su apuesta.

Con la franja de espacio en el canal de la zona oriental del país también ha surgido la necesidad de alimentar contenidos generados en El Salvador para que los seguidores del programa en el Área de Washington puedan ver a sus familiares.

Es así como los migrantes de decenas de cantones y municipios de El Salvador en Washington podrán ver la realización de las obras que apoyan con sus donaciones en una forma de interacción con la señal en televisión y en las redes sociales.

Entre los grupos de salvadoreños que tienen organizaciones de apoyo al país y que son acopio de información para el programa de Sánchez, figuran comités de San Julián y Santa Teresa, en Sonsonate, San Miguel, Gualoso, Centeno, Yayantique, Moncagua, Chinameca, Nueva Guadalupe; además de Guatajiagua y Joateca, en Morazán, entre otros que enumera Gerardo Sánchez.

Para un futuro cercano este salvadoreño gestiona la concesión de espacios para difundir el programa a través de televisión por cable y con alguna estación local del mercado hispano en el Área Metropolitana de Washington donde se ha dado a conocer.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.