Hoy se cumplen 95 años de la muerte del escritor del Himno Nacional

La composición de Juan José Cañas fue estrenada formalmente el 15 de septiembre de 1879 y adoptado legalmente por la Asamblea Legislativa el 13 de noviembre de 1953

Cañas fue uno de los miembros fundadores de la Academia Salvadoreña de la Lengua, la cual fue creada en 1875. FOTO EDH

Han pasado 95 años desde que murió Juan José Cañas, pocos sabemos quién es pero todos cantamos con fervor las sagradas notas del Himno Nacional.

El poeta, militar y diplomático nació el 19 de enero de 1826 en la ciudad de San Miguel y murió en San Salvador el 10 de enero de 1918, como en años anteriores esta fecha al igual que la de su natalicio pasan inadvertidas para las autoridades.

Según algunos historiadores y escritores salvadoreños la inspiración de Cañas al escribir el Himno Nacional se basa en el espíritu pacifista pues en ninguna de las tres estrofas y los diez cuartetos de la composición lleva una palabra de reproche a la Madre patria.

Agregan que el contenido es una exaltación a los méritos de libertad, la importancia del progreso, la gloria del heroísmo y el respeto a los derechos de las demás naciones del mundo.

La composición da inicio con un saludo a la Patria, exalta después el orgullo de ser salvadoreños y hace un llamamiento a todos para que dediquemos la vida al bien de la Nación.

La primera estrofa enaltece la paz, el progreso y la libertad nacional. En la segunda apunta a las sangrientas luchas sostenidas por El Salvador a través de su historia.

La última es una afirmación del respeto que promueve a las demás naciones para el mantenimiento de la paz.

Sin embargo la letra del Himno Nacional no seria la misma sin la composición musical que estuvo a cargo de Giovanni Enrico Aberle Sforza, mejor conocido como Juan Aberle, que nació en Nápoles, Italia el 11 de diciembre de 1846 y murió en San Salvador el 28 de febrero de 1930.

Según datos históricos los autores no recibieron ninguna gratificación del Estado, y fue 23 años más tarde, en 1902, siendo Presidente de la República el General Tomás Regalado, que el la Asamblea Legislativa acordó darle una medalla de oro, a cada uno, como una acción de gratitud nacional.

En 1945 la dirección de Correos de El Salvador lanzó un sello postal en honor Cañas, en la actualidad numerosas calles y centros educativos han decidido homenajear al ilustre salvadoreño.

En la actualidad en la vieja casona de paredes gruesas y techo alto, donde nació Cañas, solo hay una placa colocada en 1954 cuando se cumplían 75 años de haberse entonado por primera vez el Himno Nacional.

La vieja casa hoy convertida en locales comerciales se encuentra ubicada en el centro de la ciudad de San Miguel específicamente en la Cuarta Calle Poniente entre la Tercera y Primera Avenida Norte.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.