Obispo auxiliar califica de "profesional e independiente" el trabajo del director Medicina Legal

Además tildó de "clientelismo político" los recientes despidos en el sector público

FOTO EDH/ARCHIVO

El obispo auxiliar de San Salvador, monseñor Gregorio Rosa Chávez, dijo que le causó sorpresa el despido del director de Medicina Legal, el doctor José Miguel Fortín Magaña. Manifestó que su trabajo es profesional e independiente.

Además, durante la conferencia dominical, monseñor se mostró preocupado por la ola de despidos impulsados en el sector público a final de año.

Señaló que es parte del "clientelismo político" el darle cuotas a gente que apoyó la campaña electoral.

Fortín Magaña, médico siquiatra y forense, señaló que su despido fue por contradecir las cifras de homicidios con las brindadas por el Gabinete de Seguridad.

El Sindicato de Empleados Judiciales (Sinejus) anunció que preparan una serie de protestas en respuesta a la destitución del director de Medicina Legal y por los más de 75 despidos en el Órgano Judicial.

Por otro lado, el obispo auxiliar cuestionó el paro de transporte público del pasado jueves y que afectó a usuarios en el Gran San Salvador y el interior del país. "En el tema del transporte ha habido y hay mucha corrupción", dijo monseñor en referencia al tema del subsidio a este sector.

En el tema de Seguridad, Rosa Chávez cuestionó el término "santuario" para referirse a los municipios que supuestamente estarían libres de violencia, como parte de la tregua entre pandillas. Dice que debe aclararse este tema.

"El proceso de tregua no puede tener éxito si no está ligado a las bases (comunidades)", reflexionó monseñor Rosa Chávez.