resumen noticias
Además en

Despiden a Jenni Rivera con dolor y muchas dudas sobre su muerte

Las autoridades confirmaron su deceso; la familia de la cantante viajó para confirmar el hecho e identificar el cuerpo de la "Diva".

Lunes, 10 de Diciembre de 2012

"Que me canten mis hermanos, mi madre flores reparta, mi padre fotografías y mi hermana lea mi carta. Tomen tequila y cerveza, que toquen fuerte las bandas. Suelten por mí mariposas, apláudanme con sus palmas, porque así es como se celebra cuando se muere una dama...", así lo dejó escrito en una de sus canciones Jenni Rivera, que ahora es llorada por sus familiares, sus amigos y sus miles de seguidores tras conocerse el accidente.

La muerte de Rivera a los 43 años fue confirmada ayer por el Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por su sigla en inglés), al igual que la de las otras seis personas que la acompañaban en la aeronave que se estrelló el domingo en el estado norteño de Nuevo León (México).

"La Diva de la Banda" deja ahora un gran vacío. Su familia decidió desplazarse a México tras un llamado de las autoridades para identificar el cuerpo y trasladarlo a Long Beach, la localidad californiana donde nació la diva méxico-estadounidense y donde planean darle cristiana sepultura.

"Nos sentimos devastados... Es algo devastador para la familia", expresó su hermano Pedro Rivera Jr. a los medios reunidos en el exterior de la residencia familiar, ubicada en Lakewood (California).

"Cuando sepamos qué pasó con el cuerpo, vamos a traer de vuelta a nuestra hermana", afirmó Rivera Jr. al portal E! News.

"La vida es así. Vivimos y morimos. Podemos estar tristes, pero cuando Dios tiene la última palabra para todos nosotros en nuestros últimos días, es momento de marchar. Y así es la manera en la que Jenni debía irse", añadió.

Desplome abrupto

Según Alejandro Argudín, de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), el avión privado en el que viajaba la cantante y seis acompañantes más sufrió un "desplome abrupto" antes de estrellarse contra una zona serrana del norte de México.

Argudín detalló a la emisora Radio Fórmula que la aeronave "llegó a los 28.700 pies y desde allí se dio un desplome abrupto hasta 9.000 pies, que es donde se impacta".

Sin embargo, por el momento se desconoce la causa del siniestro, ocurrido la madrugada del domingo 9, después de que el avión despegara de la norteña ciudad de Monterrey con rumbo a Toluca, vecina a la capital mexicana.

El máximo responsable de Aeronáutica Civil en México reveló que no hubo ninguna comunicación de emergencia a los servicios de tráfico aéreo antes de que el avión, un Learjet 25 fabricado en 1969 y con matrícula estadounidense, saliera del radar 14 minutos después de su despegue.

En declaraciones a la misma emisora, el ministro de Comunicaciones y Transportes de México, Gerardo Ruiz Esparza, explicó que el impacto fue tan fuerte que los restos quedaron irreconocibles y esparcidos en una zona de un kilómetro cerca de la localidad de Iturbide, una zona montañosa en la Sierra Madre Oriental.

En las últimas horas los equipos de servicios periciales y rescate desplazados a la zona han encontrado objetos personales de las víctimas, como la licencia de conducir de Jenni Rivera, ropa y zapatos.

También ayer en Monterrey, el lugar donde la cantante ofreció su último concierto el pasado sábado, hubo muestras colectivas de dolor, entre otras una ofrenda con cientos de velas y flores.

Por su parte, el cantante estadounidense Tony Bennett le dedicó su concierto de ayer en México. "La actuación de esta noche estará dedicada a la maravillosa joven artista que trágicamente murió en un avión, para ella y su familia". —AGENCIAS