Academia de Historia Militar ya establecida

Los miembros fundadores, militares y civiles, recibieron diplomas y pines

dgdfgdf Imagen, en casa.Foto EDH / OSCAR PAYES

La Academia de Historia Militar de El Salvador (AHMES) fue presentada de forma pública ayer por la mañana en un acto en el Círculo Militar, en San Salvador.

En el evento, las autoridades entregaron pines y diplomas a los miembros fundadores, militares y civiles de la nueva institución cultural castrense sin fines de lucro. La sede, por el momento, estará ubicada en el Centro de Historia Militar en el ex Cuartel El Zapote, en el Barrio San Jacinto, San Salvador.

El general Juan Orlando Zepeda, presidente de la AHMES, expresó que la historia de los pueblos está sumamente ligada a la gestas militares.

De hecho, el historiador Carlos Cañas Dinarte, vocal de la Academia, explicó que la Fuerza Armada nació en 1822, mientras que el Estado de El Salvador lo hizo en 1824, dos años después.

Zepeda enfatizó en que entre las tareas principales de la Academia de Historia Militar será "investigar, estudiar y analizar pero con sentido científico y crítico las causas, los orígenes de los hechos y especialmente aquellas motivaciones que están más allá de las apariencias externas". Porque "los pueblos que no analizan su propia historia están condenados a repetir sus errores del pasado", expresó.

Archivos

Cañas Dinarte agregó que con el establecimiento de la nueva academia se crea una estructura que tendrá acceso a los museos y archivos de la Fuerza Armada.

Sin embargo, al ser la historia militar más antigua que el propio estado, también hay vacíos. Por ejemplo no se sabe cuales eran las estrategia militares precolombinas o de los militares españoles durante la época colonial, dijo Cañas Dinarte. Por tanto, será necesario el apoyo de otros profesionales para empezar a reconstruir la historia castrense. Además hay varias áreas y periodos que estudiar: artillería, infantería, Siglo XIX, Siglo XX, entre otras.

En el evento estuvo presente el doctor José Enrique Silva, presidente de la Academia Salvadoreña de la Historia; el Presidente de la República, Elías Antonio Saca, a quien se le entregó un pin como Académico Honorario.