En busca de un mejor trabajo

Inconformidad. Tres de cada 10 salvadoreños dice no estar a gusto con su empleo. Sin embargo, no renuncian porque creen que en el país no hay muchas oportunidades

Encuestados Creen que no hay muchas oportunidades.fotos edh / Archivo

Un tercio de los salvadoreños no está contento con su trabajo, según la encuesta de CID Gallup, que indica que entre el segmento con un empleo remunerado, sólo un 31% está "muy satisfecho" con su trabajo.

"La norma internacional es que en una empresa un 20 por ciento debería estar 'muy satisfecho' (en El Salvador es más), 60 por ciento (está) más o menos contento, y un 20 por ciento insatisfecho (en El Salvador es más)", cita la casa encuestadora.

Quienes muestran más disgusto con sus trabajos están en el segmento masculino (20.7%), contrario a las mujeres, que consideran, con un 33.9%, que se sienten "muy satisfechas". La percepción de insatisfacción es, además, mayor en la ciudad que en el interior del país.

Los más insatisfechos tienen su nicho en el grupo con estudios universitarios (26.3%) y en el de adultos mayores de 40 años (21.4%). Por el contrario, los que se sienten "muy satisfechos" son mayoritariamente personas entre 24 y 39 años (37.8%) y con estudios de educación primaria (36.4%).

"Peor es nada"

Con esta característica frase salvadoreña, los encuestados podrían definir su situación laboral. Es preferible tener algo seguro a sumarse a los que dicen no tener ingresos fijos por un trabajo remunerado.

La mayor parte de connacionales afirma que, a pesar de no estar totalmente a gusto con su trabajo, no se atreve a renunciar porque en el país casi no hay oportunidades. De los que piensan así, el 44.4% se concentra en el interior del país; mientras que hombres y mujeres comparten esta opinión con el 37.8%.

Estos datos coinciden con los motivos que se tienen para emigrar a otros países, así como con las principales preocupaciones entre la población.

Otro porcentaje dice no renunciar porque el horario laboral le favorece. De ellos, un 15% está en el rango de entre 25 y 39 años. Puede deducirse que este grupo aprovecha la flexibilidad de horarios para continuar sus estudios, puesto que al menos el 16.6% de este grupo está en el segmento de personas con educación universitaria.

Un grupo más reducido (8.6%) afirma que no renuncia porque el actual es "el único trabajo que encuentra". De este grupo, el 11.5% se concentra en la capital, mientras que en términos generales, el 10.0% está representado por hombres, contra un 5.7% de mujeres.

Un dato interesante es que quienes más se identifican en este último segmento son jóvenes entre 18 y 24 años, con 12.7%.

Trabajadores... pero no tanto

En promedio, los salvadoreños laboran 8.23 horas diarias, casi seis días por semana, casi lo mismo, o un poco menos, que el resto de Centroamérica.

"El salvadoreño se enorgullece por ser trabajador y dedicar mucho tiempo de su vida a su trabajo, aunque si se comparan estos datos con los otros países de la región centroamericana, trabajan igual o un poco menos que otros", cita CID Gallup.

De acuerdo a la encuesta, la mayoría de los salvadoreños dice trabajar seis días a la semana, principalmente en la capital, y en porcentajes casi similares entre hombres (46.7) y mujeres (43.5). Son las féminas, además, las que afirman tener jornadas laborales de siete días (19.5%).

La historia de desigualdad no es muy diferente cuando se habla de las horas que dura una jornada laboral semanal. En promedio, un 20.8% de hombres afirma trabajar 48 horas a la semana, mientras en las mujeres, este porcentaje es de 18.7.

Sin embargo, a medida aumenta el número de horas trabajadas, estas son asumidas sobre todo por mujeres. Para muestra, entre quienes dicen tener jornadas de 60 horas o más, los hombres salen mejor librados con un 19.9% frente a un 22.3% del sexo femenino. Los universitarios tienen un segmento significativo en este nicho, entre ellos, el 15.6% afirma trabajar al menos 60 horas en la semana.

En general, los jóvenes entre 18 y 24 años, con el 22%, dice trabajar 48 horas semanales, y sólo un 19.2% lo hace durante más de 60 horas.

Finalmente, la encuesta determina que los empleados mantienen una buena imagen de sus jefes, quienes los tratan como "compañeros" y pueden ser vistos como amigos.