resumen noticias
Además en

Aeroman necesita 4,000 técnicos

Oportunidad. El plan de expansión de la firma, para los próximos cinco años, requiere preparar ingenieros y otro personal calificado

Jorge Ávalos Sábado, 27 de Enero de 2007

Roberto Kriete, presidente de la junta directiva de TACA, anunció ayer que para llevar a cabo los planes de expansión de Aeroman, la filial reparadora propiedad de Grupo TACA, se necesitará llenar 4 mil nuevas plazas de trabajo para personal especializado en los próximos 5 años.

Esta ventana de oportunidad para desarrollar capital humano en áreas de labor aerotécnica, propició ayer la primera mesa de trabajo en la que representantes del más alto nivel de los sectores privados y públicos se reunieron para informarse y discutir cómo crear las condiciones para acelerar la formación de personal técnico y profesional (ver nota aparte).

Esta noticia de expansión era esperada desde el 4 de diciembre de 2006, cuando el consorcio canadiense ACE Aviation Holdings Inc., propietario de Air Canada Technical Services (ACTS), oficializó un acuerdo de compra por 44.7 millones de dólares del 80 por ciento de los activos de Aeroman.

"La creación de estos trabajos será posible en este marco de tiempo si tomamos dos perspectivas en consideración. Por un lado, ¿cuál será el volumen de negocios que esperamos desarrollar? Por otro, qué tan rápido podrán las instituciones educativas generar técnicos de alta calidad para suplir la demanda de personal", explicó Danny Di Perna, vice presidente de operaciones de ACTS.

El mayor desafío

En la actualidad, Aeroman cuenta con 241 ingenieros y 991 técnicos. A partir de 2008, cuando entre en vigor la nueva alianza, Aeroman invertirá entre 7 y 8 millones de dólares por línea de producción.

El plan de expansión, que propone la fundación de 2 bahías de reparación y mantenimiento de fuselaje por año, requiere la contratación de 517 ingenieros y 3,447 técnicos entre 2008 y 2012.

Esto representa un total de 3,964 nuevos empleos, pero la expansión requerirá de personal adicional de administración y de otros servicios.

"La cifra más segura", explica Kriete, "es de 4 mil nuevos empleos directos, pero esto no incluye otros posibilidades que podrían complementar la expansión".

Ernesto Ruiz, gerente general de Aeroman, advirtió que esta oportunidad de desarrollo laboral, que requiere de programas acelerados de educación, no puede comprometer la calidad del servicio.

"Por ese hemos impulsado este acercamiento al sector público y al privado; una alianza entre las instituciones de educación y la industria puede garantizar la calidad del capital humano", aseveró.

De hecho, formar a los ingenieros y técnicos necesarios para esta expansión durante los próximos cinco años es el mayor desafío que tiene Aeroman, indicó Kriete.

"Las demás condiciones están dadas", explicó. "Tenemos en el aeropuerto de Comalapa el espacio para la expansión; tenemos la voluntad de desarrollar la empresa; tenemos los recursos financieros para hacerlo; tenemos a los clientes para incrementar el volumen de servicios; y tenemos la seguridad de que el mercado está creciendo; sólo nos hace falta el capital humano".

Voluntad

Tanto los ejecutivos de ACTS como los del Grupo TACA están convencidos de que la preparación acelerada de los técnicos es posible.

Di Perna da como ejemplo la experiencia de Canadá, donde Montreal se ha convertido en un referente mundial de mantenimiento y servicios aeroespaciales, y donde hay servicios acelerados de educación técnica.

Kriete expresó la voluntad que han demostrado el gobierno y las instituciones educativas, que se han unido para responder a este desafío.