resumen noticias
Además en

Cupos escolares agotados en víspera de la matrícula

Apopa e Ilopango. Centros públicos de esos municipios ya no tienen espacio para más niños, mientras Educación estudia la compra de vacantes a colegios para garantizar el acceso a infantes

Susana Joma Sábado, 6 de Enero de 2007

Al menos 14 centros escolares del sector público, ubicados municipios populosos como Apopa e Ilopango, tienen los cupos completos desde el período de prematrícula que se dio previo al cierre del año escolar. Dos días antes de que se inicie el proceso de matrícula de forma oficial, ya no inscriben a más niños.

"En la escuela ya estamos completamente saturados (...) y todas las que están alrededor de nosotros tienen agotadas las matrículas", afirmó Víctor Manuel Méndez, director del Centro Escolar La Ermita de Apopa.

Entre las instituciones que cita con problemas de espacio están el Centro Escolar Angela de Jesús Hernández de Romero, el Centro Escolar República de China. Además, los centros La Ponderosa, Sara Palma de Jule, San Nicolás y Francisco Linares.

Según explica, directores de otras colonias de ese municipio como Popotlán, Valle Verde, Santa María y Las cañas también enfrentan esté tipo de sobredemanda, atribuida al crecimiento de la población de esa zona.

En el caso de La Ermita tuvo que eliminar dos secciones, una de tercero y una de sexto grado, porque el año pasado, en tiempos de matrícula, el ministerio les mandó abrirlas para cubrir más alumnos, pero nunca les proveyó los docentes.

Mucha población

"Estamos afligidos porque, en estas fechas, mucha gente viene a vivir a esta zona y quieren matrícula pero no hay", insistió el docente, quien dijo que tienen 93 estudiantes en lista de espera.

Apopa no es la única localidad en problemas. Telma de Benítez, la subdirectora que cubre el turno de la mañana en el Centro Escolar Las Cañas, de Ilopango, habló sobre lo mismo. "No tenemos ni un cupo disponible porque la población es bastante abundante, sobre todo, en básica. Si recibimos será lo mínimo"

Afirmó que ahí el crecimiento de la población ha presionado tanto la capacidad del servicio educativo que ofrecen, sobre todo en primer grado, que los padres de familia se ven obligados a inscribir a sus niños en el servicio nocturno.

"Ni los colegios dan abasto. Aquí queremos hacer el esfuerzo de pasar a esos niños al día, pero no alcanzamos a cubrir a todos", dijo Benítez tras indicar que necesitan por lo menos cinco aulas más y docentes.

De acuerdo con sus palabras, en una escuela Educo y en la llamada "Escuelona", de San Bartolo, no los pueden auxiliar porque están en igual situación.

Mientras, en la Escuela José Simeón Cañas de San Jacinto ya no tienen cupo por la mañana, sólo en la tarde.

La ministra Darlyn Meza reiteró ayer que ese ministerio está dispuesto a comprar cupos a colegios para poder atender a los niños que se compruebe que no alcanzaron matrícula en las escuelas ubicadas cerca de los lugares donde habitan.

Aclaró que la información de cuántos alumnos se quedan sin cupo sólo se puede conocer tras finalizar el proceso de matrícula.

"Tenemos la próxima semana para buscar con la departamental de San Salvador centros sin cupo, levantar listas (de alumnos) y ver la disponibilidad de los colegios, porque hay algunos que han reportado baja de matrícula", indicó la funcionaria.