Arzobispo confirma sanción del Vaticano a jesuita

El padre Jon Sobrino no podrá impartir clases mientras no revise las conclusiones de sus escritos

El arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz Lacalle, confirmó hoy que el Vaticano ha sancionado al jesuita Jon Sobrino, de la Universidad Centroamericana (UCA), por resaltar en sus escritos la humanidad de Cristo y no su divinidad.

Informó de que la Congregación de la Doctrina de la Fe ha notificado a Sobrino la prohibición de que imparta clases en cualquier centro católico "mientras no revise sus conclusiones, es un punto fundamental de nuestra fe la divinidad de Jesucristo, que verdaderamente es hijo de Dios hecho hombre".

Sáenz Lacalle dijo, en rueda de prensa celebrada tras la misa dominical en la Catedral Metropolitana, que en el Vaticano "desde hace tiempo que se estudian sus escritos y ya se le hicieron hace años advertencias".

Explicó que "lo que dice la Santa Sede es que las conclusiones de los estudios teológicos sobre Cristo que el padre Sobrino ha publicado no son concordes con la doctrina de la Iglesia y no podrá enseñar teología en ningún centro católico mientras no revisa sus conclusiones".

El arzobispo manifestó que "yo le pido al señor por el padre Jon Sobrino para que sea dócil a las enseñanzas de la Iglesia y que revise sus conclusiones".

Al insistir un periodista a Sáenz Lacalle si Sobrino ha puesto en tela de juicio la divinidad de Jesucristo, respondió: "si, esas son sus conclusiones teológicas, es consciente de su humanidad, pero no de su divinidad, entonces no es católica".

Por su parte, Sobrino ha declinado por el momento hacer comentarios a la prensa sobre la medida del Vaticano, que según otras fuentes eclesiásticas se hará pública el próximo jueves,

Nacido en Bilbao (España) el 27 de diciembre de 1938, Jon Sobrino reside en El Salvador desde hace cincuenta años, dedicado en su mayor parte a la labor docente en la UCA y a escribir numerosas obras, principalmente sobre Teología de la Liberación.