resumen noticias
Además en

Recaudación fiscal cayó 12% en enero

CRISIS NOS GOLPEA. Las ventas de sectores estratégicos han comenzado a caer afectando la recaudación de impuestos, especialmente de IVA

José Luis henríquez Miércoles, 18 de Marzo de 2009

Las recientes cifras de Gobierno vinieron a confirmar lo que el país tanto temía: La crisis financiera internacional ha aterrizado en El Salvador, comienza a tomar fuerza y ha botado todas las proyecciones más optimistas que se tenían. Para muestra un botón: Los datos del Banco Central de Reserva (BCR) indican que en enero de 2009 la recaudación tributaria cayó 12 por ciento, como resultado del menor dinamismo económico.

En términos generales hace 14 meses, en enero de 2008, la recaudación de impuestos fue de 265.2 millones de dólares lo cual contrasta con los 234.3 millones percibidos en el mismo mes de este año, mostrando una caída de alrededor de 31 millones de dólares.

Sólo el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el tributo estatal más importante en términos de recolección de fondos, tuvo una disminución del 25 por ciento lo que refleja, según algunos empresarios, lo mal que lo están pasando los negocios del país.

En enero de 2009, el IVA alcanzó los 98.6 millones de dólares versus los 130.8 millones colectados en idéntico mes de 2008.

Sobre el tema, el ministro de Economía, Ricardo Esmahán, dijo que no quisiera especular pero "le puedo decir que ha habido una disminución en la actividad económica del sector construcción y en el sector maquila", añadió.

Otro impuesto que ha sido perjudicado es el pago de aranceles de importación que mostró una reducción del 32 por ciento, pasando de 15 millones de dólares en enero de 2008 a 10 millones en igual periodo de este año.

En esta parte, el director ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Raúl Melara, explicó que todavía se encuentran analizando el impacto que la baja de las ventas tiene en la recaudación, pero no hay duda que esto se debe a la crisis internacional que ya se está reflejando en el país y afecta a todos los sectores, tanto a los consumidores como a los empresarios, a unos más que otros.

También afectó la campaña electoral

"Los empresarios y los consumidores están siendo más prudentes. Esto también lo podemos achacar un poco a la ansiedad que se generó con la campaña electoral que se estuvo viviendo durante los últimos meses", recalcó.

Agregó que la crisis está siendo influenciada por factores externos e internos, que al final se refleja en la baja de las ventas, lo cual genera preocupación entre los empresarios.

"Los sectores que han mostrado disminución en sus ventas, dijo el ejecutivo, son el comercio, la construcción y el turismo, entre otros; y ahora que hay un nuevo presidente electo esperaríamos que se fortalezcan los sectores productivos y se ejerzan políticas encaminadas a robustecer al sector productivo para sacarlo adelante", apuntó.

De acuerdo con el BCR, el Índice del Volumen de la Actividad Económica (IVAE), promedio móvil de los últimos doce meses, muestra una caída sin freno entre febrero y marzo del año pasado.

En febrero de 2008 el IVAE registraba un ritmo de crecimiento del cinco por ciento, para agosto estaba en 3.5 por ciento y al cierre del año anterior había tocado el 1.6 por ciento. Si esta tendencia continúa igual el país comenzará a tener crecimientos negativos en los próximos meses, si es que no los está registrando ya el BCR en su informe de enero de 2009.

Ante tal panorama, "ahora que ya el pueblo se ha pronunciado a través de las urnas", Melara exhortó a los emprendedores nacionales a mantener sus inversiones, conservar los empleos y generar nuevas fuentes de trabajo para afrontar con entereza la crisis.

Ricardo Esmahán detalló que la reducción de la factura petrolera, que el año pasado anduvo alrededor de los 2,000 millones de dólares, caerá abruptamente en 2009 a niveles de 700 millones, lo que redundará en una dramática caída de los ingresos tributarios.

Para el funcionario esta baja en el consumo de combustibles afectará la recaudación de IVA, especialmente porque significará unos 156 millones de dólares menos que ingresarán a las arcas del Estado.

Menos remesas igual a menos consumo

El titular de Economía también recordó que la crisis "la podemos advertir también con la disminución de las remesas, un rubro altamente dinamizador del consumo y del comercio en general.

El BCR indica que en el primer mes de 2009 los flujos de ayuda familiar anduvieron por 252 millones de dólares, mientras que el año anterior se percibieron 276 millones, una clara caída del 8.4 por ciento, aunque éstas ya venían mermando desde octubre del año pasado.

"Si bien es cierto todavía tenemos números positivos si los comparamos con años anteriores han caído dramáticamente", recalcó Esmahán, para quien al bajar las remesas lógicamente tienen que impactar "el consumo a la baja y por ende a los aportes de IVA, esa es otra vía que explica por que podría haber caído la recaudación fiscal".

Un rubro adicional que cayó en enero fueron las exportaciones con un 5.5 por ciento que quedó en saldos rojos. La maquila, el azúcar y las exportaciones al resto de Centroamérica son las que tuvieron el peor desempeño. Otro ítem que tiene cifras negativas son los ingresos no tributarios, los cuales se redujeron en un 49.5 por ciento, pasando de 16.7 millones de dólares en 2008 a apenas 8.4 millones en el mes génesis de 2009.