Hoy inauguran distribuidora de Diana en Chalatenango

» La inversión en la nueva planta suma los $1.8 millones. Se crearon 75 plazas

Los productos Diana han comenzado a ser distribuidas en la zona directamente desde la sucursal Suchitlán, en Chalatenango.FOTOS EDH / ARCHIVO

Más de 75 personas de Chalatenango ya trabajan en la nueva planta distribuidora de Industrias Alimenticias Diana, que se enfocará en atender la zona norte del país, y que será inaugurada este jueves.

La compañía invirtió $1.8 millones en cinco manzanas, donde construyó 2,500 metros cuadrados para oficinas, bodegas, áreas de despacho, cafetería, zona de estar y una gasolinera, que están ubicadas en el desvío de Amayo, kilómetro 52 de la carretera a la ciudad chalateca.

Hugo Barrera, gerente general de Industrias Alimenticias Diana, confirmó que desde la nueva planta se atenderá a los 33 municipios del departamento de Chalatenango, así como a El Paisnal y Aguilares en San Salvador.

Añadió que con esto se completa la zonificación de la compañía, pues ya tiene operaciones en San Miguel, Usulután, Soyapango, Santa Tecla, Santa Ana y Sonsonate. "Con eso cubrimos el territorio completamente", aseguró.

El ejecutivo dijo que esa parte del territorio se atendía desde San Salvador, pero "eso equivalía a un mayor gasto de combustible, a un mayor desgaste del vehículo y a una pérdida de tiempo efectivo del vendedor para dedicarlo a la labor de comercialización".

Sobre el desempeño de la compañía dijo que el año pasado creció 7.7%, a pesar de que bajó su rentabilidad por los altos costos a raíz del alza en los precios del petróleo y otras materias primas, comentó.

Sin embargo, lo consideró bueno por tratarse de un año atípico y tomando en cuenta que en 2007 creció 16%.

INVERSIÓN, EMPLEO Y TLC

La compañía también ha renovado sus líneas automáticas para producción y empaque con una inversión que rondó los $20 millones en los tres años anteriores, pero el mayor desembolso se hizo entre 2007 y 2008 con la adquisición de una máquina empacadora totalmente computarizada en la que invirtieron $8 millones.

Actualmente, la compañía tiene la expectativa de crecer muy por encima del 7.7% logrado el año pasado y de ser posible recuperar el terreno perdido en 2008, según informó el gerente general de Diana.

Con las 75 plazas abiertas ayer se eleva a más de 3,300 la cantidad de empleados directos solo en El Salvador y otros 1,400 en el resto de Centroamérica, donde también se tienen plantas de distribución para aprovechar al máximo el libre comercio que existe en la región.

La empresa tiene operaciones directas en Guatemala, Honduras y Nicaragua, donde genera mil puestos de trabajo en sus propias plantas de distribución, mientras que a los otros países llega indirectamente, en donde provee de trabajo a otras 400 personas.

En Estados Unidos, donde Diana incursionó hace casi cinco años, aprovechando las ventajas arancelarias unilaterales de la iniciativa de la Cuenca del Caribe ofrecidas por el gobierno norteamericano, la compañía pasó de 15 a más de 400 furgones, comentó Barrera.

"Con el TLC se ha ido mejorando más porque eso tiene la ventaja que poco a poco se van desgravando los aranceles que se pagan, tanto de los productos que enviamos como de la materia prima que compramos en los Estados Unidos", destacó Barrera.

Para cumplir sus metas