La firma cuenta con $311 Mlls. en patrimonio

Grupo financiero más grande del mundo se inicia en el país

» La compra de los bancos se concretó en 2007. Desde entonces, inició un proceso de integración que se oficializa hoy con el estreno de la marca en El Salvador

la compañía estadounidense presta servicios a más de 13 mil clientes corporativos, 17 millones de clientes de banca minorista y a más de nueve millones de titulares de tarjetas de crédito en toda América Latina. FOTO EDH / omar carbonero

La sombrilla de Citibank cubre desde este día al Banco Cuscatlán y al Grupo Financiero Uno. Los clientes de ambas instituciones bancarias comenzarán a familiarizarse con la marca mundial, a través de una masiva campaña publicitaria que se divulgará en los distintos medios de comunicación.

Citigroup, el banco más grande Estados Unidos, adquirió las operaciones centroamericanas del Grupo Financiero Uno y la Unión de Bancos Cuscatlán Internacional en 2007. El monto de la operación supera los dos mil 600 millones. Mientras que sólo la compra del Banco Cuscatlán costó unos 1,500 millones de dólares.

La operación es parte de una estrategia del gigante financiero estadounidense Citigroup, propietario ahora de ambos grupos, para integrar sus tres unidades bancarias bajo una sola entidad controladora.

La compra será más visible ahora que las instituciones bancarias visten los colores de Citi, una marca que tiene muchos años de presencia en la región, en especial en el segmento de banca corporativa.

El proceso de integración no fue tan rápido como se observó en otros casos que ocurrieron en el país.

Edgardo Del Rincón, director para la integración del Grupo Financiero Uno y Grupo Cuscatlán, explicó que Citi tenía el reto de fusionar los dos bancos para tener una sola operación consistente y transparente en el mercado, y al mismo tiempo, fusionar legalmente las dos instituciones.

"Lo que hicimos es lanzar la marca Citi, pero a todos los segmentos del mercado, eso implicó cambio en el nombre de los productos, de la señalización interna y externa de sucursales, de papelería, dispositivos de atención al cliente, entre otros.

Además del lanzamiento de la marca, el proceso de integración implicó un cambio de plataforma tecnológica.

Los negocios bancarios de la región utilizarán la plataforma tecnológica que tenía el Banco Cuscatlán, porque "encontramos la solidez que necesitamos, aunque por supuesto le hemos invertido a lo largo del año para llevarla a otro estándar en términos de capacitad de atención, de servicios, control y seguridad de la información", agregó.

El ejecutivo aseguró que la inversión realizada en el último año, en toda la región centroamericana, ronda entre 40 a 50 millones de dólares.

"Es una inversión que todavía no termina, ya que en el transcurso los próximos meses continuaremos trayendo más tecnología a Centroamérica", apuntó.

Citibank de El Salvador tendrá 311 millones de dólares de patrimonio y 2,700 millones de dólares en activos. Además atenderá a más de 700 mil clientes y contará con más de 2,700 colaboradores, detalló Del Rincón.

Además poseerá más de 190 puestos de servicios, entre agencias, minisucursales y kioscos; y más de 190 cajeros automáticos.

"Es una presencia importante y una cobertura totalmente nacional porque vamos a tener atención en los principales puntos de la población del país", dijo.

El rostro humano

Para Citi la integración fue un proceso complejo e integral, porque además de la marca y el cambio de plataforma tecnológica, incluyó la administración del recurso humano.

"Buscamos formar una nueva cultura para Citi Centroamérica, con lo mejor de la cultura de los tres bancos. Tener el mejor equipo de trabajo es la parte más compleja de la integración, pero estamos contentos porque hemos encontrado un gran talento en las tres instituciones", afirmó.

Destacó además el profesionalismo y la disciplina que los empleados tuvieron durante el proceso de integración.

"Los empleados tendrán un camino muy exitoso... se abre para ellos un cúmulo de oportunidades importantes", afirmó.

Con respecto a los puestos gerenciales aseguró que no habría cambios. "Los management que hemos encontrado en la región son de primer nivel, aunque todavía estamos en proceso de definir en las próximas semanas a la persona que ocupara el cargo de gerente general para la región", dijo.

Del Rincón aclaró, que Mauricio Samayoa, quien durante muchos años se desempeñó como presidente de la Unión de Bancos Cuscatlán, pasaría a ocupar el cargo de Chairman (presidente) de la Junta Directiva para la Región de Centroamérica.

"Él (Samayoa) deja la posición ejecutiva, pero se mantiene siendo una pieza muy importante y muy cercana. Para nosotros es muy importante mantener ese contacto con Mauricio", aseveró.

En lo que resta del año, Citi deberá culminar cinco procesos de integración en el área. Los próximos mercados por migrar son: Panamá, Costa Rica, Guatemala y Nicaragua, a fin de completar su presencia en la región.