Paso reducido en la Panamericana

Vías alternas por obras en la Diego de Holguín

» Se tiene planificado habilitar dos rutas alternas que conectan directamente con la carretera exprés

el tramo II de la vía exprés tendrá tres carriles por sentido. El tramo I ya está habilitado. FOTO edh / cortesía omar angulo

La construcción del paso a desnivel del tramo II de la carretera Diego de Holguín, que estará ubicado cerca de Casa Presidencial y la Ceiba de Guadalupe, obligará a restringir el paso vehicular en esa zona.

Como consecuencia inmediata llegarán las fuertes trabazones. Nada raro. Visualizando ese panorama, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) ordenó trabajar en el sector que conecta los dos tramos de la carretera, situado en la zona del Bulevar Merliot, para disminuir el impacto del cierre que se hará en agosto para construir el paso a desnivel.

El viceministro de Obras Públicas, Sigifredo Ochoa, explicó que a la empresa constructora, Copreca, se le ordenó terminar los 400 metros del sitio donde termina el tramo I y empieza el II para luego conectar la carretera con la Avenida Jerusalén.

"Cuando ya estén finalizados se va poder desviar el tráfico que proviene del Puerto de La Libertad y de la Calle Chiltiupán; además serán rutas alternas para descongestionar la carretera Panamericana cuando se hagan los trabajos en la zona de la Casa Presidencial", dijo el funcionario.

Además, explicó que para terminar las conexiones de los tramos se demoran entre 60 y 70 días; después la circulación es fluida.

En cuanto a los avances de la obra, Ochoa mencionó que actualmente no son muy perceptibles, pero indicó que la constructora los está realizando desde el 13 de marzo, unos días antes de lo estipulado en el laudo arbitral.

Además, esta semana se iniciaron las obras en la zona de la Escuela Militar, en donde están construyendo un muro perimetral para brindar seguridad y protección a la institución, ya que ese fue el convenio entre ambas entidades.

Luego continuarán con los trabajos de la arteria. Frente al redondel d'Aubuisson (cerca del centro comercial Multiplaza), la carretera pasará por debajo de la Calle El Pedregal, y luego seguirá el paso a desnivel.

Esta estructura se construirá justo encima de la Carretera Panamericana, cerca de Casa Presidencial, para poder finalizar en el Bulevar de los Próceres frente a la Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas" (UCA). El funcionario explicó que hace dos semanas ampliaron un carril en el sector del Monumento al Soldado Salvadoreño, cerca de la Ceiba de Guadalupe, ya que por allí se está introduciendo la maquinaria pesada y algunos materiales de construcción.

Las actividades las están realizando en el tiempo programado entre el MOP y la empresa Copreca, explicó.

"Estamos en la etapa de levantamientos topográficos, construcciones de vigas y otros trabajos que no son tan evidentes", dijo Ochoa.

Contra los congestionamientos

Debido a que Carretera Panamericana es la principal vía de acceso a la capital desde el occidente del país, Obras Públicas debe garantizar las rutas alternas antes de cerrar parcialmente la arteria.

El viceministro Ochoa aseguró que se tienen planificado iniciar los trabajos en la zona de la Ceiba de Guadalupe o de la Casa Presidencial en la primera quincena de agosto y aseguró que para entonces ya estará habilitado por completo el tramo I y las conexiones con Merliot y la Avenida Jerusalén.

"Van a estar listas las tres orejas y y una calle de incorporación, por lo tanto se van a tener cuatro accesos desde y hacia la Diego de Holguín", dijo.

Los trabajos en la construcción del paso a desnivel no se detendrán. De acuerdo con lo prometido, cuadrillas de trabajadores laborarán en el día y por la noche.

"Cuando se estén colocando las vigas se realizarán en horarios nocturnos para evitar poner en riesgo a los automovilistas", aseguró el viceministro Ochoa, por citar un ejemplo de cómo se hará el proceso para no entorpecer el paso de autos.

Por el momento, los obreros asignados en la zona son pocos, pero a medida que avance, la empresa deberá aumentar el personal.

La Carretera Diego de Holguín es la obra vial de mayor inversión en los últimos años, ya que su costo total es de 49 millones de dólares y se espera que por ella circulen más de 50 mil automovilistas diariamente.

Tan importante obra ha estado llena de obstáculos y conflictos, entre los que destacan el cambio de trazo en el tramo II, debido a que la vía pasaba por terreno propiedad de la municipalidad de San Salvador.

El tramo I de la Carretera se habilitó la primera semana de marzo, aunque el tráfico vehicular no ha sido tan popular como lo esperaba el MOP . El problema es que la vía no está terminada por completo y sólo tiene acceso por la 7a. Calle Poniente de Santa Tecla y por el desvío de la Carretera Panamericana, en la entrada a ese municipio.

En este tramo se reubicaron en un complejo de viviendas a 225 familias pertenecientes a las comunidades Las Margaritas, el Tanque y las Palmeras que fueron afectados por encontrarse dentro del trazo de la construcción.

La carretera posee la respectiva señalización vertical y horizontal, así como la iluminación que proviene de lámparas solares.

Debido a la poca circulación vehicular de la arteria algunas estructuras, como muros antisonidos y separadores, han sido dañadas con boquetes y pinturas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.