Secciones
×

Síguenos en

#ModaSv Portafolio

Böhmisch: A todo color

Los juegos cromáticos y el lenguaje corporal se toman este ensayo fotográfico de Böhmisch.

Por Walu Hernández

Nov 06, 2017- 13:48

Böhmisch traduce sus estímulos creativos en fotografías llenas de movimiento, en donde los cuerpos danzan en una atmósfera etérea de luz y color.

¿Quién es y qué hace Elisa Hernández?

Orgullosamente mujer, en búsqueda constante de poder aprender y mejorarme a mí misma en las tareas que desempeño relacionadas al arte visual y la dirección de arte, me dedico a la fotografía de moda, fine art y también soy docente de fotografía. 

¿Por qué Böhmisch?

Esto surgió en 2007. Yo escribía mucha poesía y vivía en Buenos Aires. Estaba rodeada de libros escritos en otros idiomas. La ciudad y los libros me inspiraban. Me gustaba redactar y tirar algunos versos; siempre lo hacía de noche cuando todo el bullicio de la ciudad se calmaba, por lo cual pasaba horas leyendo poesía de otros autores y lo que escribía lo quise ir publicando en un blog, para el que tenía que crear un “nickname”. Una de esas noches me gustó como quedaba “Böhmisch”; significa Bohemia en alemán.

Contanos sobre tus intereses a la hora de fotografiar.

Dentro del género fashion, fine art y expresión corporal me gusta ponerle énfasis a la puesta en escena. Que los elementos tengan una relación entre sí, ya sea cromática o morfológica, y también jugar con los contrastes de texturas y formas. Siempre que pueda darle un toque un tanto onírico en algún detalle me gusta hacerlo si el proyecto lo permite. También me gusta tener cierta opinión o el control completo sobre el estilismo de la modelo, más que nada en cuanto a maquillaje y peinado, ya que en los años recientes he practicado mucho el retrato de moda y creo que es un género que brinda muchas posibilidades y poder darle vuelta a la imaginación. Acá en el país me gustaría ver más fotógrafos que se interesen por explotar y enriquecer ese género.

¿Qué te atrajo de la fotografía de moda?

La puesta en escena que puede llevarse a cabo para mostrar las prendas y en el mejor de los casos poder contar una historia. La creación de un personaje con toda la producción que llevan implícitas las modelos, en cuanto al peinado, el maquillaje, el vestuario, el lugar, la luz, los accesorios, las poses. Es algo infinito y creo que te da muchas oportunidades para poder jugar y proponer desde la visión particular de cada fotógrafo.

En tu opinión, ¿qué hace que una fotografía sea buena?

Una foto es buena cuando es atrevida. Creo que con el paso del tiempo cada fotógrafo va puliendo la manera de mirar y de nutrirse creativamente para producir sus propias imágenes, pero la clave está en que la intención no sea tímida, que sean movimientos o expresiones bien terminadas. Eso conlleva una búsqueda al momento de estar produciendo, creando y componiendo la imagen; teniendo paralelamente una sincronía con todo el tema de dirección artística bien controlado (luz, entorno, vestuario, postura corporal).  

¿Qué fotógrafos han influido en tu trabajo?

Salomé Vorfas (por quien decidí dedicarme a la fotografía); Miles Aldridge, Paolo Roversi, André Kertész, Martina Keenan, Monia Merlo y Cristina Coral.

¿Cuál es mayor reto que puede tener un fotógrafo?

Dejar claro su estilo, y con el paso del tiempo reafirmarlo con proyectos que a la vez sean diferentes uno del otro, saliendo de sus zonas de confort, aspirar a la expansión.

¿Si no fueras fotógrafa, que otra cosa te gustaría ser?

Me gustaría dedicarme a la creación musical o la expresión corporal, ya sea en ballet o teatro.

¿Cuál es tu película, tu canción y tu lugar favorito?

Película: La trilogía de Krzysztof Kieślowski: Bleu, Blanc, Rouge.
Canción: Gustavo Cerati: Sudestada.
Lugar favorito: Cualquier lugar alto donde se pueda liberar el espíritu y la mente.

Karen Guerrero, nuestra fotógrafa invitada del mes pasado quiere saber ¿cuál crees que es la manera adecuada de crecer en el mundo de la fotografía de moda en el país?

Que los fotógrafos que estamos actualmente proponiendo, desde los que están empezando hasta los más avanzados, nos nutramos de todo lo que está pasando afuera de nuestras fronteras. Que miremos mucho cómo están peinando, cómo están maquillando, cuáles son las poses, cuáles son las luces, los entornos, cómo están hablando en Europa, EE. UU., Sudamérica… Tenemos que hacernos preguntas, indagar, empaparnos y todo eso que esta sucediendo en los países donde hay industria de la moda lo traduzcamos dentro de nuestro estilo y nuestra manera de hablar en la imagen. Para no quedarnos atrás con estilismos y producciones aburridas que no le hacen sentir nada al espectador. Que nuestros fotógrafos que admiramos no sean los que estamos acá en el país, sino que sea fotógrafos fuera de nuestras fronteras y tomarlos como un nivel estético a poder alcanzar nosotros en todos los aspectos.

Ahora es tu turno. ¿Qué pregunta te gustaría que respondiera el fotógrafo invitado de la siguiente edición?

¿Que aspectos sociales y culturales crees que influyen en nuestro país para que la industria de la moda nacional tenga un crecimiento lento?

Tags Arte El Salvador Fotografía Moda Revista Mujeres

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios