Naomi Watts: "Me siento enamorada de mi personaje
(The Imposible)"

La estrella celebra a lo grande su segunda nominación al Oscar por la cinta del español Juan Antonio Bayona. Y guarda bajo la manga el estreno "Diana"

LONDRES

La británica Naomi Watts, con su segunda nominación al Oscar bajo el brazo, en este caso gracias a la película "The Impossible", del español Juan Antonio Bayona, dijo tras conocer la noticia que se siente "enamorada" de su personaje en la cinta.

Watts tendrá como contendientes por la estatuilla a Jessica Chastain ("Zero Dark Thirty"), Jennifer Lawrence ("Silver Linings Playbook"), Emmanuelle Riva ("Amour") y Quvenzhane Wallis ("Beasts of the Southern Wild").

Fue descubierta por David Lynch y ha trabajado con Peter Jackson y David Cronenberg, pero la británica Naomi Watts solo ha conseguido llegar a ser nominada al Oscar con directores latinos, como Alejandro González Iñárritu en "21 grams", y ahora con Bayona "Estoy muy contenta de haber sido invitada a trabajar con estos directores españoles o latinos. No tienen miedo de las emociones, de las situaciones intensas, de aceptar que hay situaciones reales que pueden aplastar nuestra vida.

Pero por otro lado, son luminosos, enérgicos, gente positiva... no todo es sufrimiento", aseguraba Watts cuando presentó "Lo imposible" en Madrid en octubre. La actriz interpreta a Mary en la segunda película del director de "El orfanato", basada en la historia real de una mujer española -María Belón- superviviente del tsunami que asoló el sudeste asiático en 2004 y que luchó por encontrar a su marido y sus tres hijos entre los restos de la catástrofe.

Una interpretación descarnada, muy física y con mucho riesgo que le confirma como una de las actrices que mejor sufren en la pantalla, algo que le hizo musa de un director tan experto en diseccionar el dolor como el mexicano Alejandro González Iñárritu, quien le colocó frente al Oscar por primera vez con su papel de otra sufrida madre, Cristina Peck, en "21 grams".

Hija de Peter Watts, "manager" de algunas de las giras de la banda Pink Floyd, la actriz también trabajó con otro reputado latino, el colombiano Rodrigo García, hijo de Gabriel García Márquez y solvente realizador de cine y televisión, que le dio otro papel bombón en "Mother and child", al lado de Annette Bening, con la que clausuró el Festival de Cine de San Sebastián.

Además, fue la primera opción para el brasileño Fernando Meirelles para el papel que le daría el Oscar a Rachel Weisz en "The constant gardener" y se enamoraba de un Antonio Banderas en "You will meet a tall dark stranger", de Woody Allen, aunque el actor español le daba calabazas, no como el alemán Liev Schreiber en la vida real, su actual pareja y padre de su hijo.

Ahora, tras la nominación al Oscar, puede conseguir un premio para el que parece tener munición reservada con "Diana", en la que se mimetiza con Lady Di -con la buena acogida que tienen papeles de este tipo para los miembros de la Academia de Hollywood-. -EFE

 

 

<< Atrás