INICIO - HISTORIA - GASTRONOMIA

Comerciantes en feria prevén baja en ventas

Personas que ofrecen productos en la feria municipal tienen temor

Lucinda Quintanilla
Sábado 17 de noviembre de 2012

Los 283 comerciantes ubicados en la feria municipal están preocupados porque prevén una reducción sustancial en sus ventas durante la época del carnaval migueleño. Según los vendedores, hay varios factores que les hacen pensar eso.

Uno de ellos es la apertura de Expoferta, una feria que no se realizaba desde hace ocho años y que hoy ha acaparado la atención de los migueleños y que particularmente se ubica cerca de la feria municipal. José Recinos es uno de los preocupados.

Viajó desde Santa Ana para vender bocadillos en la feria. Indicó que "esta nueva feria que hay sentimos que nos afectará porque muchos van a querer ver lo nuevo y optarán por irse para allá", sostuvo.

A esa preocupación se suma la posible reducción de los visitantes al carnaval. José González, otro de los comerciantes, explicó que no les espera una temporada fácil, pues la situación económica actual también está complicada y va a generar que muchos prefieran no visitar las ferias.

"La situación económica actual y la cantidad de ventas que hay nos generarán problemas y ahora será complicado poder sacar ganancias", sostuvo el comerciante. Los vendedores aseguraron que han pagado un promedio de 200 dólares para poder ofertar sus productos durante toda la época festiva en San Miguel.

"Los impuestos son los mismos gracias a Dios, porque si nos tocara pagar más probablemente no vendríamos a vender", indicó González. Agregó que aunque saben que a los comerciantes en la Expoferta les irá mejor porque tienen como punto a favor que es una feria nueva aseguran que prefieren permanecer en sus antiguos puestos en la feria municipal, pues de lo contrario para el próximo año podrían dejar de contar con el espacio que por años han tenido.

José Herrera, empresario de la Cámara de Comercio filial San Miguel, explicó que "creo que será una oportunidad para todos, porque la gente tendrá más opciones que visitar para el carnaval. Por lo general siempre la gente visita la Expoferta y luego visitan el resto de las ferias que se montan para la época", indicó.

Agregó que con la apertura de la nueva feria sólo están creando más espacios para otros vendedores que por cuestión de espacio no podían vender sus productos en la feria municipal. Howard Gutiérrez, presidente de la misma filial, secundó lo dicho por Herrera y agregó que "estamos positivos y les decimos a los comerciantes de ambas ferias que estén confiados, porque la gente sí nos visitará".

Rina Hernández, otra de las preocupadas comerciantes de la feria municipal, espera que a pesar de todas las cosas que parecen estar en contra puedan sacar al menos lo invertido en sus ventas. "Sabemos la situación y tenemos que resignarnos con poco. Ojalá no nos toque devolvernos con todas las ventas que traemos", sostuvo la mujer.

La feria municipal fue abierta el 12 de noviembre y desde ese entonces los comerciantes aseguran que las ventas han estado bajas. Los comerciantes esperan poder vender más en los últimos días que quedan de la feria. "Por ahora la venta esta lenta, pero probablemente la situación mejore en lo que resta antes de que finalice el carnaval", dijo Hernández.