Todos tenemos la posibilidad de llegar a tener cáncer. Unos más que otros. El Salvador carece de un registro nacional de tumores, pero el doctor Raúl Lara, quien impulsó la creación del hospital de Oncología del ISSS hace 37 años, calcula que aparecen dos tumores nuevos cada hora.

En El Salvador, la prevención, el diagnóstico y la atención  del cáncer están dispersas.

Sin el esfuerzo de varias ONG, los pacientes con cáncer quedarían a la deriva. Ante esto. elsalvador.com se pregunta: "¿Se quedará la sociedad salvadoreña de brazos cruzados?".

¿Cómo es tener cáncer en El Salvador?

El tratamiento que se reciba depende de si uno es derechohabiente o no. El ISSS cuenta con una política de atención oncológica bien definida. Así lo afirman tanto el doctor Raúl Lara como el doctor Rolando Silva. Pero esta solo beneficia al 20% de la población salvadoreña. El resto, los no asegurados, deben acudir a los hospitales nacionales. Los departamentales refieren los pacientes al Rosales. Este envía a los pacientes que necesitan terapia de cobalto al Instituto del Cáncer, el que a su vez depende de donativos de empresas y personas altruistas, incluso de los donativos de los pacientes, para poder seguir funcionando.
En el ISSS no todo es color de rosa. Sobrevivientes de cáncer de mama han denunciando que al haber recaído y tenido metástasis han experimentado dificultades para que les proporcionen los medicamentos que necesitan.
[ ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN ] 21-11-2012
Es docente de danza y sobreviviente de cáncer, en esta ocasión nos cuenta cómo sobrevivió a esta enfermedad.

 

1 de cada 8 personas

Mueren por cáncer en el mundo, según la OPS

12 Mlls.

de personas son diagnosticadas  cada año con cáncer

7.6 Mlls.

fallecen a consecuencia del cáncer cada año

2.5 Mlls.

de muertes por cáncer ocurren cada año en el continente americano.

El cáncer fue la 13a causa de muerte a nivel hospitalario en el 2011, según el Ministerio de Salud

643

personas fallecieron a consecuencia del cáncer en El Salvador en 2011.

40%

de los cánceres se pueden prevenir con una alimentación saludable, evitando el consumo de tabaco y reducir el consumo nocivo de bebidas alcohólicas.

El tabaco es la principal causa del 90% de las muertes por cáncer de pulmón y de casi un tercio de las muertes por cáncer de boca, laringe, garganta y estómago en los países en desarrollo, según la OPS.

El consumo de alcohol aumenta el riesgo de sufrir cáncer de boda, garganta, laringe, mama, intestino e hígado.

22%

de las muertes por cáncer en los países en vías de desarrollo son provocadas por infecciones crónias, como el virus de la hepatítis B o C, que causa el cáncer de hígado; el virus del papiloma humano, que causa el cáncer cérvico uterino y la bacteria helicobacter pylori, que aumenta el riesgo de cáncer de estómago.