31 - mayo -2008

Censo afectará fondos municipales


Jorge Ávalos
El Diario de Hoy

Migraciones internas de las grandes ciudades a otras áreas han cambiado el mapa de la población de El Salvador; esto alterará la asignación financiera que reciben los municipios


El censo de 2007 creó algo parecido a una falla sísmica en las políticas municipales: las nuevas cifras de población anuncian un estremecimiento político en la Asamblea Legislativa debido a que los resultados del censo afectarán la cantidad de financiamiento que reciben muchas comunas.

A través del Fondo para el Desarrollo Social y Económico de los Municipios (Fodes), el Ejecutivo transfiere, por mandato constitucional, el 7 por ciento de los ingresos corrientes del presupuesto anual de la nación a las 262 comunas del país.

Para distribuir estos 160 millones de dólares entre los municipios se aplica una fórmula basada en cuatro criterios: extensión territorial, pobreza, equidad y población. El último es el más determinante.

El 50 por ciento de la asignación del Fodes se aplica de acuerdo con la cantidad de habitantes del municipio. El otro 50 por ciento se aplica con los otros criterios: el 5 por ciento se calcula sobre la extensión territorial; el 20 por ciento sobre la pobreza; y el 25 por ciento sobre la equidad.

Los resultados del censo, por lo tanto, cambiarán la asignación económica que reciben muchos municipios, disminuyendo sus finanzas considerablemente.

Uno de los ejemplos más dramáticos es el de San Salvador. Según el censo de 1992, la capital contaba con 415 mil 346 habitantes. Con base en eso, la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc) proyectó un crecimiento para 2007 de 512 mil 882 habitantes, pero la cifra real del último censo resultó ser de 316 mil 90 habitantes.

Es decir, la población de San Salvador no sólo no creció; también, según el censo, perdió 100 mil habitantes en los últimos 15 años. Este cambio inesperado de su población afecta todos los índices sociales.

De un día a otro la capital se convirtió en una ciudad más violenta, por ejemplo, porque ahora el número de homicidios es relativamente más alto. Al mismo tiempo, San Salvador es ahora menos poblada y menos pobre. Esto significa que la asignación del Fodes se reducirá significativamente.

Por otro lado hay casos como el de Sonzacate, en Sonsonate, que el censo de 2007 demostró que se ha convertido en el quinto municipio más densamente poblado del país, con 4 mil 292 habitantes por kilómetro cuadrado.

A pesar de ser territorialmente pequeño, el censo de 2007 indica que su población se duplicó a 25 mil cinco habitantes.

El alcalde de Sonzacate, Miguel Ángel Alvarado, esperaba que el resultado estuviera más cercano a 42 mil habitantes, pero la confirmación de que su municipio creció le llegó como una buena noticia. Tanto que Cambio Democrático, su partido, ya introdujo en la Asamblea una petición para que se asigne el Fodes de acuerdo con los nuevos datos del censo.

"El Fodes se debe ajustar a la realidad de los municipios para beneficiar a los que más lo necesitan, y si el censo demuestra que el crecimiento de la población afectó más a otros municipios, el Fodes debería reflejar eso", puntualizó Alvarado.

Migraciones

Adecuar la asignación del Fodes al nuevo censo generaría beneficios para muchos municipios rurales y para aquellos que se han convertido en los nuevos ejes de crecimiento urbano, pero sería desastroso para los municipios del Gran San Salvador.

Cientos de miles de familias han emigrado de las urbes céntricas y se están asentado en La Libertad, por ejemplo.

De 261 mil 122 habitantes en 1992, la población de Soyapango decreció en 2007 a 241 mil 403. Santa Tecla, que se suponía que era un imán de la migración proveniente de la capital arrojó en el censo de 2007 una población de 131 mil 286, un crecimiento de sólo 10 mil personas en 15 años.

Pero hay quienes ponen en duda las cifras del censo. Según la alcaldesa de Apopa, Luz Estrella Rodríguez, hay razones para creer que ha habido una grave subestimación de la población.

Aunque Apopa creció de 109 mil 179 habitantes en 1992 a 131 mil 286 en 2007, el resultado del censo dejó al municipio muy lejos de la proyección que el Digestyc había estimado: 217 mil 733 habitantes.

"En nuestro caso, tenemos 11 cantones, y aunque tres de ellos están en el volcán, se nos dice que nuestra población rural es de cero; por otro lado, tenemos 70 mil inmuebles, y eso significaría que viven dos personas por casa (1.9); el censo, por lo tanto, está muy equivocado", razonó Rodríguez.

Esta última semana, el partido político al que pertenece Rodríguez, el FMLN, propuso en la Asamblea Legislativa que se incremente la atribución el Fodes del 7 al 9 por ciento del presupuesto de la nación.

El impacto de las bajas cifras del censo será muy fuerte para los municipios más poblados del Gran San Salvador, pero también repercutirá en La Unión, el único departamento que sufrió una disminución de su población entre 1992, cuando contaba con 255 mil 565 habitantes, y 2007, cuando registró 238 mil 217. El desempleo y la migración han frenado el crecimiento de la población en la mayoría de sus municipios, incluyendo la cabecera departamental.

Paradójicamente, dos de los municipios con la más alta tasa de migración hacia los Estados Unidos, Santa Rosa de Lima y Concepción de Oriente, sí han visto un incremento en su población.

Por su ubicación fronteriza con Honduras, estos dos municipios han sido el puente para la migración de mano de obra hondureña y nicaragüense atraída por las cosechas de caña y café en la zona oriental.



Más notas
  Censo afectará fondos municipales
  Censo no impedirá la cooperación
  Indígenas aún en la penumbra
  "El censo fue un etnocidio demográfico"
  Censo replantea política sanitaria para tercera edad
  "La educación lleva a planear la familia"
  Salvadoreños viven en mejores condiciones
  Aumenta migración y remesas
  La huella de la inseguridad
  "Deben de concentrarse esfuerzos"
  Los municipios que mandan
  TSE redistribuirá diputados
  Censo reduce déficet de vivienda en el país
   
   
Galería de Fotos
Multimedia
 

Banderillazo de salida para el censo

   

Presentan estampilla conmemorativa al censo

   

 

© elsalvador.com 2007