Águila, cada vez mejor

Se impuso, con autoridad, 3-0 al Once Municipal y sacó más diferencia en la tabla de posiciones . Campos, Ulloa y Erazo, los goleadores de una gran noche

Publicada 12 de febrero 2006, El Diario de Hoy

Aguila -3
Once Municipal-0
Ganador. El hondureño Fabio Ulloa supera a todos en el área de Once Municipal y conecta de cabeza. De esa manera anotó el segundo gol de los emplumados, que se mantienen firme en la punta.

Carlos Segovia
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com


Corría el minuto 5 y Águila manejaba las acciones, llegó el 10 y el 90 y Águila seguía en el dominio de las acciones. La conclusión: el juego entre los emplumados y el Once Municipal fue en favor de un sólo equipo, el Águila.

El marcador es más que claro, habla por sí mismo. Águila ganó 3-0 y lo hizo de manera solvente, incluso por momentos puso a bailar al equipo canario.

El Once Municipal no mostró nada de lo que hizo ante San Salvador, pues el local lo envolvió desde los primeros minutos con su fútbol.

Juan Lazo Cruz y Eliseo Salamanca volvieron a ser la garantía en la recuperación del balón y la destrucción del juego ofensivo que intentaba realizar Once Municipal, mientras que el colombiano Camilo Mejía volvió a ser el cerebro de los emplumados.

En la línea delantera, Álex Campos y Álex Erazo hacían de las suyas enredando a la zona baja del Once Municipal, comandada por Libardo Carbajal. Al esfuerzo de los delanteros se sumó el de los carrileros Nerio y Umanzor.

En el 14’, en una jugada que nació por la izquierda en las piernas de Denis Umanzor, se gestó el 1 -0 que firmó Juan Alexander Campos de cabeza tras pescar un centro en el área.

El dominio de los locales se acentuó con el tanto y las llegadas sobre la meta de la visita se volvieron más constantes sin que David Rivas, Nelson Nerio o Libardo Carbajal pudieran detenerlas.
Los embates de Águila continuaban con un Alex Erazo que reflejaba hambre de gol cada vez que tomaba el balón.

Fue así que al 32’, Paleta Erazo robó un balón en la mediacancha, avanzó tratando de sacarse tres marcas y en las cercanías del área del Once Municipal recibió una falta, acción que culminó con un tiro libre a favor del Águila.

Fue el mismo Erazo quien cobró la sanción, pero Fito Menéndez envió al tiro de esquina. El cobro del corner lo realizó Camilo Mejía, centro que fue recibido por Fabio Ulloa para el 2-0 casi definitorio.
Águila siguió con su dominio sin que el Once Municipal pudiera de cifrar cómo detener el juego del local.

Apenas se jugaban 40 segundos de la parte complementaria cuando una triangulación entre Erazo, Mejía y Campos acabó en penal. El encargado de la pena máxima fue Erazo, quien se paró frente al balón para enviarlo a la red por tercera vez.

Con el 3-0, Águila se enseñoreó y comenzó a trasladar el balón con más tranquilidad. Algo que favoreció al Once Municipal, que tuvo un poco más de opción a la ofensiva y que provocó que la visita comenzara a tratar de frenar el toque de Águila a través de las faltas.

Los canarios trataban de crear fútbol ofensivo y para ello Miguel Mansilla hizo ingresar a Diego Mejía y Christopher Dulce, quienes se unieron al también recién ingresado Héctor Ávalos.
Águila, por su parte, tuvo que hacer un cambio obligado al 70’ pues Umanzor se lesionó en un choque con Erazo e ingresó Orellana en su lugar.

El clima festivo en San Miguel sigue más vigente que nunca. Otra semana más que seguirá en lo más alto de la tabla de posiciones. El miércoles viajará a Chalatenango para defender el liderato.

 

Se despertaron los delanteros

Campos y Erazo. Como mejor le parezca. Lo cierto es que ambos jugadores son los delanteros de Águila. Ambos recordaron lo que es marcar goles y ambos ayudaron a su equipo a obtener el triunfo sobre el Once Municipal.

Letal. Alexander Campos celebra su gol, el primero del Águila. El atacante recuperó el nivel de otros tiempos.

El Paleta llevaba cuatro fechas de no marcar y la desesperación fue evidente en cada uno de los juegos. Sin embargo, en el partido de ayer, una jugada que inició él mismo acabó en el penal que también él se encargó de hacer efectivo.

Por su parte, Alexander Campos marcó su tercer gol de manera consecutiva, luego de experimentar una sequía de 17 fechas y 78 minutos de no anotar un gol. Sobre el hecho, el jugador aseguró: “Lo importante es que el equipo está sacando adelante partidos difíciles, nosotros sólo ayudamos en los resultados.”

Vladan Vicevic, entrenador de los aguiluchos, también mostró su alegría por el despertar de sus delanteros. Y aseguró:“Es importante que embarquen el Paleta y Campos. Eso es algo que le da confianza a ellos, me da confianza a mí y, de paso, ayuda a todo el grupo”.

También los aficionados mostraron satisfacción y tranquilidad por el repunte de ambos delanteros. Para el caso, el aficionado Jorge Martínez, manifestó:“Al fin Campos se acordó de marcar ininterrumpidamente y al Paleta se le hizo su golito para que vuelva a tener la confianza del torneo anterior”.

Al margen de lo que puedan hacer de manera individual los jugadores, el beneficiado será Águila, ya que cada gol de los romperredes será un ladrillo más para cimentar el muro que Águila está construyendo. Y que le alcanza para ser puntero del torneo.