Rubén Zamora
“No veo el triunfo del FMLN”
El secretario general del Centro Democrático Unido tiene más de 20 años de participar en la política salvadoreña, y considera que son muchas las posibilidades de que los partidos que califica como “de centro” lleguen a la presidencia en las próximas elecciones.

El Diario de Hoy

El licenciado Rubén Zamora ha pasado más años en política que en cualquier otra actividad. Foto: EDH/Mauricio Cáceres

El panorama político de cara a las elecciones presidenciales del próximo año no es nada predecible como en el pasado. Ahora cualquier cosa puede ocurrir. El FMLN está convencido de que llegó su oportunidad. ARENA tiene en Tony Saca la esperanza de un cuarto período. Pero hay muchos que creen que una gran alianza de los partidos de centro podría dar una sorpresa.

El licenciado Rubén Zamora ha pasado más años en política que en cualquier otra actividad. Dos veces candidato a la presidencia, ex diputado y ex candidato a diputado. Ex ministro de la Presidencia de la junta golpista del 79. Fundador del Frente Democrático Revolucionario, aliado político de la guerrilla en los ochenta. Y ahora, después de muchas vueltas, secretario general del CDU.

El licenciado Zamora cree que llegó el momento de la alternabilidad. Pero contrario a lo que casi todos los analistas dicen, una derrota de ARENA no significaría un triunfo del FMLN, sino de una alianza de centro, en la cual el PCN no tiene cabida. Piensa que el mejor candidato del centro es Héctor Silva, pero si éste, al final, declina de manera firme, él mismo estaría dispuesto a convertirse en candidato.

¿Qué es el centro? ¿Ubicación en la topografía política o una ideología?

El centro no es una ideología, es un espacio de convocatoria política.

Un partido de derecha puede ser de centro, entonces...

Depende de las condiciones. Por ejemplo, la democracia cristiana alemana tiene una composición bastante fuerte de derecha. Pero se va a encontrar con los partidos de centro, que, aunque tengan una orientación de centro derecha, tienen también de centro izquierda; en el caso alemán, es clarísimo, los sindicatos, por ejemplo.

Me parece que la alianza CDU y PDC es natural, pero ¿no le parece antinatural la alianza PCN y FMLN?
Recuerdo aquella frase famosa del Secretario de Estado norteamericano cuando dice: “Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses”. Creo que, de alguna manera, hay que trasladarlo a la política. Aquí no hay aliados naturales, hay posibilidades de aliados, y los niveles de alianza van a estar determinados por intereses o proyectos; por ejemplo, en el caso de la alianza PCN-FMLN, lo que hay allí es una comunidad de intereses entre ambos.

¿Entonces usted cree que en política todo es cuestión de intereses?
No, esa es otra cosa. En política hay intereses, pero algunos le añadimos otro elemento; los intereses no bastan, hay ideología y principios. Es cuando usted quiere darle a la política una dimensión ética. Aunque es posible concebir una política sin ética.

Esta última ¿es la más efectiva?
No, a la larga, no es la más efectiva. A la larga, si no tiene un componente ético, la política se vuelve ineficiente, porque trata con seres humanos y la dimensión ética es imposible de erradicarla del ser humano y de la sociedad.

A la luz de esas palabras, ¿es posible entonces la alianza CDU-PDC-PCN?
Creo que no, pero no es por razones éticas, sino históricas y prácticas. Por la trayectoria del PCN. Allí sí entra su carácter de poca vinculación moral en su actuación; eso ha ido generando al interior de muchos actores de la población una actitud de rechazo. En el CDU hay rechazo hacia el PCN, creo que se percibe al PCN como lo menos ético que hay. Eso significa que vamos a encontrar en nuestros militantes y en nuestros votantes una negativa a entendimientos con el PCN.

Eso es puro análisis costo-beneficio
Exacto. Entonces, veamos costo y beneficio. El PCN viene y nos presenta 185 mil votos, pero, si uno analiza el comportamiento electoral de los salvadoreños, nos encontramos con un fenómeno clarísimo. En el caso de la derecha, hay un fenómeno que se llama ‘trasvase’ de votos, o sea el voto dentro del partido de derecha es bastante intercambiable, se mueve de elección a elección con facilidad.
Entonces, en la elección presidencial, el voto se mueve hacia el polo seguro, que es el de ARENA, y por eso es que el PCN baja al 3.8 %, pero en el caso de alcaldes y diputados sucede lo contrario; naturalmente, recoge todo el descontento conservador hacia el gobierno de ARENA. Cuando el PCN está ofreciendo 185 mil votos, está ofreciendo moneda falsa.

Ellos hablan de una alianza con el PDC y con ustedes.

El PCN está tratando de sacar constantemente en todos los medios la idea de una alianza con el centro y, concretamente, con el CDU. Pero el PCN nunca se ha sentado a hablar con el CDU de esto. Yo no he recibido una conversación del PCN ni he recibido una llamada telefónica, ni nada.

¿ Entonces por qué echan a rodar esa bola?
Esa es la gran pregunta. Por otro lado, yo sé que ellos han querido venderle el candidato que dicen tener, a ARENA, como vicepresidente. Allí puedes tener la solución del problema. El PCN está haciendo un juego de tres bandas. Quiere terminar aliado con ARENA en la elección y por eso le ofrece el candidato; pero empieza a jugar en los periódicos, como quien dice para asustar a ARENA, que estudia una posibilidad de alianza con nosotros.

¿ Entonces el objetivo del PCN es la alianza con ARENA?

Claro, su objetivo es romper su entendimiento con el FMLN, porque le está causando daño a nivel de sus bases.

¿ Llegó la hora de la alternabilidad, Rubén?
Yo creo que llegó.

¿ Hacia un partido comunista?

Creo que no. Yo no le veo mayor posibilidad al triunfo del FMLN.

¿ Vamos a tener cinco años más de ARENA?
No, vamos a tener el primer gobierno de centro en nuestro país, en la historia.

¿ En esta próxima elección?
En esta elección, lo podemos tener.

¿ Sin Héctor Silva o con Héctor Silva?
Yo creo que con Silva tenemos mucho más chance de tenerlo. Aquí no se ha llegado a entender bien el nivel de erosión interna que tiene ARENA, que es mucho más grande de lo que parece. Por otro lado, creo que el FMLN tiende a subestimar totalmente los muros que levanta entre ellos y el pueblo, con candidaturas como la de Schafik Handal.

Ellos dicen que la gente votará por el caballo, no por el jinete.

La pregunta es dónde es el caballo y dónde es el jinete. Una cosa es en San Salvador, donde los niveles de definición son bastante altos, donde el FMLN, como partido, pudo derrotar a Evelyn, y otra cosa es el resto del país. Y el ejemplo más dramático de eso es el CDU, que en San Salvador sacó el 21%, y en el interior, en muchos, no llega al 5%.

¿ Silva va o no va?
El “no” de Héctor es una especie de “no, pero”, que es igual que los “sí, pero”. Yo quiero que Héctor sea nuestro candidato, porque lo considero el mejor candidato para el centro en este momento. Pero él también tiene un tipo de consideraciones y cuestiones personales que, mientras no se resuelvan, no puede ser candidato.

¿Si las resuelve?
Yo creo que podría ser.
Hagamos política ficción. Si ganara el CDU, ¿se rompería con los procesos de apertura económica? ¿Se “‘desprivatizaría’” el Puerto de Acajutla? ¿Vamos o no a dormir tranquilos?

Si aquí ganara el CDU, sería muy similar cuando en Italia ganó el partido de la izquierda democrática. Cuando ellos ganaron, al día siguiente, el país siguió normal, y así sería aquí, si gana el CDU, sólo algunos intereses no dormirían tranquilos.

¿ Qué intereses?
La banca, desde el punto de vista nuestro. El problema de nuestro país no es el conservadurismo, sino ciertos intereses muy pequeños que han controlado al país. Allí sí que hay que entrarle, va a haber cambios. Hay que meterles competencia a los señores.

¿ Me está diciendo que la solución es más economía de mercado?

Es que no es más economía de mercado, es empezar con la economía de mercado, es agarrar en serio que sin competencia no hay mercado.

Es lo que dice ARENA.
ARENA no cree en la economía de mercado. ARENA proclama la economía de mercado. ARENA dice que cree en el mercado, pero lo único que nos han dado en estos 15 años es concentración de riqueza. Eso es lo que hay que cambiar. Vamos a mantener apertura a los procesos de globalización.

¿ Y los medios de comunicación?
Eso es parte de la democracia. Eso se respeta. El problema de las dictaduras no es que simplemente haya un partido único. En casos como Cuba, no hay sólo un partido, sino que hay una sola organización de mujeres, un solo sindicato, una sola prensa, una sola organización de escritores, y todas están vinculadas al Estado y fuera de eso no se puede hacer nada; allí es donde muere la democracia. Los medios de comunicación son fundamentales para la democracia.

¿ Sigue aspirando a ser Presidente de El Salvador?

Creo que si la oportunidad, el partido y la gente cree, yo aspiraría. Creo que tengo capacidad para conducir este país de una manera diferente.

¿ Mejor que Tony Saca?

Por supuesto. Tengo ideas, tengo experiencia, y sé lo que estoy haciendo. Y esas tres cosas dudo mucho que Tony las tenga en este momento.

¿ Es usted como el “gran pretendiente”, como dice la canción?
Pues no, porque pretendiente es el que está enamorado de algo y lo anda buscando. Yo no estoy enamorado de la presidencia, pero sé que, como político que soy, si es necesario, hay que desempeñar ese trabajo; para mí, la presidencia o el poder no es una muchacha bonita, el poder es un trabajo.

¿ Es posible una alianza CDU-ARENA?
Imposible. Nosotros tenemos resolución de partido de que ni con FMLN ni con ARENA. Es que es lógico, estamos construyendo un muñeco y, si lo empiezas a perfilar, ese muñeco, que se llama alternativa de centro, no lo vas a hacer pegándolo a uno que ya está hecho. Lo destruyes.


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal