Publicado 15 de abril 2004

Volverán soldados heridos

A casa. Cinco militares salvadoreños que resultaron lesionados en un levantamiento chiita en Iraq están próximos a ser repatriados a El Salvador - Su condición de salud es estable


Jaime García/Abbey Alvarenga
El Diario de Hoy

Agradecimiento. El congresista Cass Ballenger compartió con soldados salvadoreños. Foto EDH

La necesidad de continuar con un tratamiento médico obliga a la Fuerza Armada de El Salvador a regresar al país a cinco de sus efectivos destacados en Nayaf, Iraq, y que se encuentran recuperándose en hospitales de Bagdad y Alemania.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada, general de división Héctor Antonio Gutiérrez, dijo que de los efectivos serán repatriados en los próximos días.

Tres de los soldados se encuentran en un hospital de la base militar de Estados Unidos, en Landsthl, Alemania y dos más en la capital iraquí.

Los soldados que retornarán son los cabos Rafael Ramírez Pérez, Noé Hernández Vásquez, Carlos Echeverría Vides, Gumercindo García García y Erasmo Antonio Góchez.

Los efectivos, miembros del Batallón Cuscatlán e integrado a la Brigada Plus Ultra, resultaron heridos el domingo 4 de abril durante un levantamiento de chiitas en Nayaf.

El soldado Natividad Méndez Ramos, de 19 años, murió por el disparo de un francotirador.
“Estamos a la espera de que se les haga llegar sus documentos, pasaportes y otros, para empezar a preparar su repatriación a El Salvador”, dijo el general Gutiérrez.

Agregó que los efectivos están fuera de peligro, pero que ya no no es conveniente que regresen a Iraq.

“Están estables, no están en peligro de muerte y se encuentran en período de repatriación”, recalcó el general.

El militar descartó que los soldados que volverán al país vayan a ser reemplazados por nuevo personal y reasignados a Iraq.

En las filas


El oficial militar informó que seis de los doce soldados heridos ya se recuperaron y fueron asignados a sus tareas en la base de Nayaf.

Detalló que los militares reincorporados son el subsargento Rogelio Villatoro Suárez, el subsargento Julio Antonio Torres Ramírez, el cabo David Cortez, el soldado José Esteban Ramírez Recinos y el soldado Venancio Cortez Parada.

El congresista estadounidense republicano de Carolina del Norte, Cass Ballenger, dijo a miembros del Comando de Fuerzas Especiales de El Salvador, en Ilopango, que luego de que su gobierno entregue Iraq a las autoridades de ese país será necesario que los países aliados presten ayuda para mantener la paz en el país árabe.

“Nosotros hemos estado dolorosamente conscientes de los peligros y riesgos de la misión tan importante de la Brigada Plus Ultra para ayudar al pueblo iraquí a reconstruir su país”, manifestó el congresista.

La canciller salvadoreña María Eugenia de Ávila declaró que el país asumió un compromiso con Naciones Unidas para destacar tropas al menos un año en Iraq. Por tanto, es inminente que la tropa vuelva en junio.

Explicó que el contingente ha tenido que involucrarse en tareas de estabilización y desminado, que son imprescindibles antes de la reconstrucción.

Otra tropa

El general Gutiérrez informó que 44 soldados salvadoreños que retornaron de Guyana Francesa, tras ejercicios militares con tropas de Francia y que se encontraban en cuarentena por padecer de la enfermedad de Leishmaniasis, ya fueron dados de alta por órdenes del Ministerio de Salud.

Agregó que los efectivos continuarán bajo tratamiento médico, pero en sus residencias, ya que el padecimiento está controlado.
La tropa estuvo el año pasado en los ejercicios auspiciados por la ONU.

“Sabemos que estamos haciendo historia”

El primer contingente del batallón Cuscatlán enviado a Iraq recibió la visita ayer del congresista estadounidense, Cass Ballenger.

“Vivimos tiempos difíciles en los que cada nación del mundo tiene que definirse por el lado de la paz o del despotismo”, dijo el representante republicano por Carolina del Norte, en su discurso, momentos en que entregaba un certificado de agradecimiento al batallón Cuscatlán por su labor en Iraq.

“Está bien el reconocimiento recibido, sabemos que estamos haciendo historia”, destacó el Sargento primero Rudy Castro Sánchez. El militar se solidarizó con los miembros de la Plus Ultra. “Sentimos mucho lo que le pasó a nuestros compañeros”, agregó en referencia al atentado en el que murió el soldado Natividad Méndez Ramos.

El congresista estadounidense también lamentó el deceso de Méndez al igual que el de unos 600 soldados más, de diferentes naciones del mundo que perecieron en Iraq.

Preparados para reunirse con sus familias
Rafael Ramírez Pérez
Cabo

Residente en Huizúcar, La Libertad. Con lesiones varias.
Noé HernándezVásquez
Cabo

De Santa Catarina Masahuat, La Paz. Herido en cara, cabeza y pierna.
Carlos Echeverría Vides
Cabo

Residente en San Bartolomé, Perulapía. Herido de cara y brazos.
Erasmo Antonio Góchez
Cabo

Reside en cantón Los Tules, del departamento de Ahuachapán.

 

 



 

 
Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal