Secciones
×

Síguenos en

FOTOS: Don Nieves, el florista de los muertos de Jayaque

El pequeño empresario de 80 años se prepara para la temporada alta de su negocio: el Día de los Fieles Difuntos

Don Nieves, de 80 años, vive de hacer flores en Jayaque

Por Gadiel Castillo

Oct 25, 2017- 15:54

Se acerca el 2 de noviembre y los cementerios salvadoreños van a adornarse nuevamente. Miles de salvadoreños acudirán a los campos santos a recordar a sus fieles difuntos con flores, limpiando y pintando las tumbas de sus seres queridos.

Los panteones se adornan desde muy temprano con muchos arreglos florales ya sean naturales o artificiales.

La fecha está próxima y Nieves Cardoza, un jayaquense que desde hace 53 años se dedica al negocio de la elaboración de flores de parafina, viene preparándose junto con su compañera de vida con una vasta variedad de flores para que los lugareños adornen las tumbas donde moran sus difuntos.

Don nieves, como es conocido este octogenario, cuenta que a sus 27 años se inició en este “hermoso” negocio, en el que en un principio lo consideraba como un pasatiempo para sus ratos libres, sin embargo ese “pasatiempo” se convirtió en su principal fuente de ingreso durante toda su vida.

“Inicié ayudándole a una señora que se llamaba Paulita Cuéllar sin ganar salarios, solo por ganas de aprender y lo hacía en mis ratos libres”, expresa el artesano. “Nunca me imaginé que a esto me iba a dedicar toda la vida esto iba a hacer mi sustento”, añadió.

Podría interesarle: Las 7 esencias más populares del mercado Central para “encontrar el amor”

Nieves con el tiempo aprendió el oficio y decidió crear su propia empresa. “En este negocio las exigencias del cliente hacen que uno vaya adquiriendo y mejorando las ideas”, explica.

La jornada que comienza a las 7:00 de la mañana, no puede iniciar sin una buena taza de café asegura el florista.

Entre risas dice “para que las ideas fluyan uno debe echarse su cafesazo, así me reanimo para darle con todo a la labor”.

Nieves, a pesar de sus 80 años de edad, trabaja con la actitud de un joven, su sonrisa y una que otra carcajada no pueden faltar en el día a día de este laborioso jayaquense que con su trabajo desea inspirar a muchos adolescentes de la ciudad para que se interesen en este oficio.

“Quiero que esta tradición no muera en el pueblo, pues somos pocos los que trabajamos en esto”, dijo.

El mes de agosto es cuando Nieves y su esposa comienzan a incrementar la producción, es entonces, cuando compran mayor cantidad de papel bond, alambre, parafina y demás materia prima para la elaboración de las flores.

“En los meses anteriores es tranquilo, pero desde agosto trabajamos más porque se acerca el día de los muertos”.

Los encargos de los lugareños y de los pueblos vecinos comienzan a llegar a esta pequeña empresa familiar.

“Ya tengo encargos de algunas familias del pueblo y de otros”, comenta.

El trabajo lleva varias etapas, que van desde los cortes manuales del papel, el uso de la anilina y hasta fundirlas en parafina, que es una cera que les da brillo y consistencia.

También: ¿Por qué no debes confundir la “Santa Muerte” con fiesta de los fieles difuntos?

Anécdotas
Entre risas, Nieves recuerda que cuando era un aprendiz se valía de todas las “sinvergüenzadas” para no ser descubierto cuando cometía un error que le podría valer algún regaño por parte de su mentora.

“La señora me ponía a acolochar plantillas de flores y de repente rompía una, me la metía a la bolsa y le decía: Madrina ya voy a venir, me iba al servicio de fosa, sacaba el papel y lo tiraba, nadie se daba cuenta que yo era el que desperdiciaba”, comenta.

Ahora es diferente ya no hay nadie quien amoneste a Don Nieves cuando comete un error, puede equivocarse cuanto quiera, es su propio negocio, “Ahora los desperdicios los tiro aquí, ya nadie me controla”, asegura.

Un artesano dispuesto a enseñar su oficio
Alguien podría pensar que por ser un “negocio rentable” y del que muy pocas personas se dedican en la Ciudad de Jayaque, Don Nieves se niegue a que más personas aprendan a elaborar flores de muertos, pero están equivocados.

En el taller de la familia han pasado centenares de jayaquenses que se han instruido con este emprendedor. “Si viene alguien pidiéndome que le enseñe yo no me niego, deseo que la tradición no se pierda”, expresa.

Según Don Nieves el negocio sigue siempre generando buenas ganancias a pesar del tiempo “Las flores naturales y las de plásticos tienen sus compradores, pero la gente sigue prefiriendo mis flores de parafina” indicó.

En el pueblo todos lo conocen, todos dan la mejor referencia, de este salvadoreño “humilde” y emprendedor, sólo basta con mencionar Don Nieves y contestan: “Ah es el florista de los muertos”

Tags Dia De Los Fieles Difuntos Jayaque

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios