Secciones
×

Síguenos en

Leandro Sánchez Arauz:

“30 años de ser actor han sido como una montaña rusa”

Este actor, de origen argentino-nicaragüense y radicado en El Salvador, lleva el teatro como una marca indeleble.

Por Alfredo García

Dic 06, 2017- 17:24

En 2017 Leandro Sánchez Arauz cumple 30 años de trabajo ininterrumpido como actor y director de teatro.

De origen argentino-nicaragüense, llegó a El Salvador hace más de dos décadas, donde ha crecido como artista y ha estrenado la mayoría de sus obras. También ha representado el teatro hecho en Centroamérica en festivales sudamericanos y europeos. El artista habló con El Diario de Hoy sobre su carrera.

¿Cómo describirías estos 30 años de trabajo actoral?
Como una montaña rusa, definitivamente. Te subes con tus miedos e ilusiones; subes y bajas… y, al final siempre lo disfruto. Y quiero volverme a subir, pero no a la misma, si no a otra que tenga más desafíos. Esa adrenalina que vives, yo la comparo con la del escenario. Otra imagen que describiría este vértigo es el salto en paracaídas: una vez que saltas no hay retorno. Así pasa cuando salís a escena.

¿Qué sientes al ver hacia atrás todo el camino recorrido?
Veo territorios transitados en distintas fases de mi vida. Y puedo decir que tuve suerte de encontrarme con personas necesarias para la travesía. En 1987, con 19 años, tuve la ventura de conocer en la UCA de Managua a Baltazar López, con quién hice un taller y presentamos “Como Greenwich”, cuento de Mario Benedetti con la que debuto en una muestra de aficionados.

Kevin Spacey se disculpa por acoso sexual a actor y admite homosexualidad

Fue un muy buen comienzo que derivó en abandonar mis estudios de medicina y entrar a la Escuela Nacional de Teatro de Managua, donde el mismo Baltazar fue mi maestro. Luego vinieron otras obras y de pronto con 21 años de edad, estaba girando por Europa…

¿Cómo ha cambiado el mundo teatral en El Salvador?
Tendríamos que remontarnos al 2008 Y 2009 en las postrimerías de Concultura (hoy Secultura), cuando ya la institución daba señales de rezago y que era vital un cambio. Aún así había festivales internacionales de Teatro (FITI, Creatividad sin Fronteras, Caravana Nacional de Teatro, etc.) Estos reunían a grupos nacionales e internacionales y, lo que es más importante convocaba a un gran público. Hoy no hay nada de eso y nada que lo suplante. ¿Cuáles son las consecuencias en estos 8 años? Se perdió algo muy valioso: el público. Al no haber estos espacios, de un zopetón, le dicen al público “ya no hay”. El público muta o cambia patrones de consumo. Y los teatristas quedan en una situación muy frágil…


¿En qué estado se encuentra el pulso del teatro salvadoreño?
Sin duda en un mal estado. Tenemos un Estado al que no le importa el desarrollo artístico del país… Los que mantenemos vivo al teatro en El Salvador somos los teatristas independientes, quienes estamos aprendiendo a pasar de la resistencia a la resiliencia.

¿Cómo se puede mejorar esta situación?
La ayuda del Estado y del municipio tendría que ser encaminada a los teatristas independientes. Y hay que hacer programas de creación de público, en fin, puedo seguir pero no va alcanzar el espacio. Todo se resume en VOLUNTAD POLÍTICA, pero a los políticos se les ha traspapelado. Tal vez buscarán la voluntad después de las elecciones. Voy a hacer un ejercicio: si me contactan es porque podemos hacer algo, veremos si hay voluntad.

Tags Actor Leandro Sánchez Teatro

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios