Secciones
×

Síguenos en

Paul Ancalmo deja Tea y Marte le da homenaje

El artista es fundador del colectivo que promueve la escultura El Marte le ofreció un reconocimiento ante colegas, familia y amigos

Graduado del Cenar, Paul Ancalmo se ha dedicado a la gestión, promoción y difusión de la escultura en el país. No se sabe quién tomará la dirección del Grupo Tea. Foto EDH / ArchivoPaul Ancalmo fue el fundador de Grupo Tea. El colectivo nació en 2004
Graduado del Cenar, Paul Ancalmo se ha dedicado a la gestión, promoción y difusión de la escultura en el país. No se sabe quién tomará la dirección del Grupo Tea. Foto EDH / ArchivoPaul Ancalmo fue el fundador de Grupo Tea. El colectivo nació en 2004. Sus miembros honorarios son latinoamericanos.

Por Tomás Andréu Twitter: @tomazs_andreu

Feb 12, 2014- 21:00

El Museo de Arte de El Salvador (Marte) le entregó un reconocimiento el día de ayer a Paul Ancalmo, un artista que ha trabajado durante varios años en el desarrollo de la escultura en El Salvador a través del Grupo Tea.

Tras una década de trabajo que combinan la creación y la gestión cultural, Paul Ancalmo se retira del Grupo Tea, pero no de la escena artística. Por eso el Marte decidió tener un gesto “de agradecimiento ante su labor y su compromiso con la sociedad salvadoreña de impulsar la escultura”.

“Desde que iniciaron su labor —la cual aplaudo— he visto resultados y cómo un número importante de sus miembros han perseverado en el esfuerzo, en esta dinámica de sumar voluntades y multiplicar esfuerzos que son, a mi juicio, la única forma de trabajar. Se destaca el liderazgo de Paul Ancalmo, especial y gentil amigo, que ha puesto entusiasmo, conocimientos y experiencias al servicio de los demás, entregándose de manera ejemplar a través del Grupo Tea”, declaró el director del Marte, Roberto Galicia.

Paul Ancalmo nació en 1948. Se graduó del Taller de Escultura del Centro Nacional de Artes (Cenar). Produce escultura y fotografía. Por 10 años realizó múltiples esfuerzos en la gestión, promoción y difusión de la escultura en El Salvador. Además encausó sus energías en el proyecto Land Art del Grupo Tea.

Este colectivo nació en 2004 y es una asociación civil sin fines de lucro y sin tintes políticos ni religiosos. Su objetivo fue rescatar la escultura de la posición relegada que tenían en ese momento dentro de las artes plásticas salvadoreñas. Sus miembros son escultores y artistas de otras disciplinas y personas de la sociedad civil.

“Sin regatearle ningún mérito, puedo suponer que no todo lo que hizo Paul estuvo bien o fue perfecto, pero lo hizo, y eso marca la diferencia. Trabajar en nuestro medio no es fácil, especialmente porque nos hemos acostumbrado a exigir sin dar nada a cambio”, recalcó en su discurso el director del Marte.

Galicia también es un artista y como tal, también destacó en sus palabras que “mi único propósito es poner en evidencia la seriedad, profesionalismo y la enorme calidad humana de Paul, a quien hoy reconocemos en nombre del Marte y del Grupo Tea su valioso aporte al desarrollo de la escultura en El Salvador”.

A continuación, Roberto Galicia pasó de hablar en primera persona a hablar de forma colectiva:

“Aunque sabemos que estas situaciones le incomodan, nos hemos reunido para expresarle nuestra gratitud y renovarle nuestra sincera amistad, felicitarlo y, sobre todo, para decirle: misión cumplida”.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios