Secciones
×

Síguenos en

Escuela Gamboa visitó el Museo Tin Marín

Los 500 alumnos del centro educativo recorrieron el museo El recorrido duró dos horas y vieron, al menos, seis exhibiciones

En "la tele" los niños se divirtieron jugando a ser presentadores y aprendieron cómo funciona la televisión. fotos EDH / rené estrada
En "la tele" los niños se divirtieron jugando a ser presentadores y aprendieron cómo funciona la televisión. fotos EDH / rené estrada

Por

Ago 14, 2013- 19:00

Dos mañanas coloridas, llenas de curiosidades, nuevas experiencias y sobre todo mucho conocimiento fueron las que vivieron los alumnos del centro escolar Francisco Gamboa, de San Salvador, en el Museo de los Niños Tin Marín. Dichas visitas son parte del programa de responsabilidad social Educa Hoy, de El Diario de Hoy, que desde hace casi 13 años apadrina a la institución educativa.

De acuerdo con Lorena Martínez, jefa del departamento de Educación de El Diario de Hoy, esta actividad fue posible gracias a los fondos recaudados con la votación de los asistentes del certamen “Sand in the City”, que se realizó el pasado abril.

“Hace tiempo el director había solicitado esa visita y hoy fue el momento perfecto para hacerlo gracias a los votos de público en el evento Sand in the City. Es decir ahora es cuando se contó con el recurso para traer a toda la población estudiantil de la Gamboa. Si lo hubiésemos hecho antes, probablemente no se habría traído a toda la escuela, sino solo a una parte”, explicó.

Para efectos de logística, los alumnos se dividieron en dos grupos. Los de cuarto a noveno grado hicieron la visita el martes 13 de agosto y el resto, incluyendo parvularia, ayer. Así antes de las 9:00 de la mañana, organizados en grupos de 10 o 12 niños máximo, hicieron fila para ingresar a las instalaciones del museo acompañados de sus respectivos guías, maestros y voluntarios de El Diario de Hoy.

Sobre la experiencia

Durante la visita que duró dos horas, visiblemente emocionados, los estudiantes tuvieron la oportunidad de recorrer al menos seis exhibiciones de las 30 con que cuenta el Tin Marín. En burbujulandia se divirtieron creando enormes pompas de jabón, e incluso vivieron la experiencia de quedar dentro de una inmensa y colorida burbuja.

Para otros el avión fue algo inolvidable, y ya no se diga la asombrosa casa de la gravedad, donde recibieron una charla y realizaron algunos experimentos.

Asimismo visitaron el mercado, el supermercado, el teatrino, la cama de clavos y el Banco de los Niños, allí aprendieron cómo funcionan esas instituciones.

Según el profesor David Sosa, director de la escuela Gamboa, “estas actividades benefician a los niños porque salen de la rutina. Ellos no tienen muchas oportunidades de visitar sitios como este, por el costo que implica. Y sí se emocionan, se entusiasman bastante. Es una actividad que estaba planificada hace algún tiempo y se ha hecho realidad hoy, gracias a Dios”.

Sosa recorrió varias de las exhibiciones junto con los niños y comprobó que muchas de estas tienen relación con los programas de estudio. Es el caso de la prevención de incendios y desastres; asimismo el mariposario, donde se aprende sobre la reproducción y datos sobre la mariposa monarca, entre otras.

Según explicó el director, son temas que se estudian en la materia de ciencias.

Por otra parte, el educador también destacó la importancia que tienen para los estudiantes estas actividades extracurriculares. “Les ayuda a desenvolverse porque conviven con otras personas. Y eso ayuda para la vida. (Es importante) el hecho de interactuar con otras personas que son de fuera del medio donde ellos viven. Además ellos pocas veces tienen la oportunidad de visitar estos lugares”, dijo Sosa.

Finalmente Sosa destacó el apoyo que recibe el centro escolar. “Para nosotros, el apoyo de El Diario de Hoy tiene un gran valor. Ya son 12 años en que nos apoya en todo lo relacionado con los niños, desde lo más básico hasta materiales didácticos. De hecho, los niños saben que El Diario de Hoy siempre está pendiente de ellos.

Lo último ha sido un centro de música y el pago del maestro. Esto es de gran beneficio porque algunos están aprendiendo a tocar teclado, guitarra y bajos. Eso les ayuda a ocupar su tiempo en algo útil”, afirmó.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios