Secciones
×

Síguenos en

Cuando los padres fuman, los hijos son más propensos a imitarlos

Por

Ago 10, 2013- 22:00

Los hijos de padres fumadores son más propensos a tener ese mismo hábito que los hijos de los no fumadores, según indica un estudio de Estados Unidos.

Aunque el tabaquismo está bajando en todas las edades, los autores observaron que los niños que crecen en hogares de fumadores o exfumadores eran tres veces más propensos a fumar en la adolescencia que los niños de hogares donde los padres nunca habían tenido este hábito.

“Hay una mejoría, que es aún mayor en los hogares donde nadie fuma”, aseguró Mike Vuolo, autor principal del estudio y de la Purdue University en West Lafayette, Indiana.

Estudios previos habían dado resultados similares, pero el nuevo análisis se realizó con 23 años de información de los patrones tabáquicos de los padres en el estudio (214 personas que en 1988 eran alumnos de noveno año) para conocer si sus hábitos desde la adolescencia estaban asociados en sus hijos con el riesgo de fumar.

El equipo de Vuolo, que publica los resultados en Pediatrics, pudo comparar los hijos de participantes que nunca habían fumado con los de los que habían fumado desde el secundario. Obtuvo información de 314 hijos del grupo original.

En 2011, la segunda generación (de por lo menos 11 años) respondió si había fumado en el último año. El 16 por ciento dijo sí. El 8 por ciento de los hijos de los no fumadores había fumado el último año, comparado con el 23-29 por ciento de los hijos de los fumadores o exfumadores.

Un 23 por ciento de los hijos de los que habían fumado en la adolescencia, pero no en la juventud, también fumaba. También lo hacía el 29 por ciento de los hijos de los que habían fumado poco o nada en el secundario, pero había empezado a hacerlo en la adultez, comparado con el 25 por ciento de los hijos de los que fumaban desde la adolescencia.

Los niños que habían fumado en el último año tendían a ser más grandes, tener más síntomas de depresión y menor autoestima y calificaciones bajas en el colegio. También se sentían más distantes de sus padres y tenían hermanos mayores fumadores.

El estudio no prueba que los hijos de padres fumadores adoptarán la adicción, según detalló el doctor Jonathan Winickoff, que no participó del estudio. Añadió que los resultados respaldan hallazgos previos.

“Pienso que el primer resultado confirmatorio es que en los hijos de padres fumadores se triplica el riesgo de empezar a fumar en la adolescencia”, apuntó Winickoff, profesor asociado del Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de Harvard, Boston.

Pero advirtió que el estudio no indica si ese riesgo disminuye si los padres dejan de fumar en, por ejemplo, los primeros años de la edad adulta, porque entre los participantes que abandonaron la adicción tempranamente había algunos fumadores “ligeros”. —Reuters

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios