Secciones
×

Síguenos en

Mesa redonda para reflexionar sobre la obra de Salarrué

La Galería Lumières, en la Alianza Francesa, fue el escenario elegido para retroceder en el tiempo y y escudriñar al artista.

Los invitados conversaron sobre la importancia que tiene Salarrué para el arte salvadoreño. Foto EDH / Omar Carbonero
Los invitados conversaron sobre la importancia que tiene Salarrué para el arte salvadoreño. Foto EDH / Omar Carbonero

Por Diandra Mejia Twitter:@Diandra_Mejia

Jun 12, 2013- 19:00

“En Salarrué, la literatura y su pintura tienen vasos comunicantes”, afirmó Mario Castrillo, uno de los artistas invitados a reflexionar sobre el talentoso Salarrué, en una mesa redonda realizada el pasado martes en la Galería Lumières de la Alianza Francesa.

Personajes de la cultura nacional como Roberto Galicia, director del Marte; Edgardo Quijano, Mario Castrillo y Ricardo Aguilar reflexionaron sobre la enigmática obra de Salarrué.

Galicia inició el recorrido rememorando la primera vez que se enfrentó a la obra del artista. “La curiosidad me llevó a convertirme en un visitante asiduo a las exposiciones que por esos años se presentaban. En una de ellas conocí a Salarrué el pintor, pues por mis lecturas ya lo conocía como escritor. En esa exhibición había una pintura que me cambio la visión de lo que era pintar, la obra que menciono es de pequeño formato y tiene como título ‘Luna y Rosa’, esta fue realizada con muy pocos recursos y su composición es sencilla”, detalló.

“A simple vista y sin el título, la obra no me hubiera cautivado, pero al unir la palabra con la imagen, Salarrué me permitió descubrir el poder de la síntesis”, agregó.

Quijano, por su parte, hizo énfasis en el esfuerzo y trabajo que realizó Salarrué en la Sala Nacional de Exposiciones, para montar la colección nacional de pintura y mantener dicha sala. Él tuvo el privilegio de trabajar con Salarrué muy de cerca.

Asimismo, habló de la importancia que tuvo el cuadro de la Monja Blanca y las ilustraciones de “O-Yarkandal” en el proceso creativo del artista.

Además, confesó a los presentes que Salarrué le reveló que su pintura “La Monja Blanca” fue producto de una aparición que tuvo en su casa en repetidas ocasiones y que marcó significativamente su forma de pintar. Para este artista, Salarrué fue un simbolista místico.

Ricardo Aguilar compartió que la esposa de Salarrué, Zelie Lardé, fue quien ilustró “Cuentos de Cipotes”, ya que poseía cierta ingenuidad ideal para este libro, y que “O- Yarkandal” la ilustró él mismo, porque era una obra fantástica. En ella, está resumida la esencia de Salarrué.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios