Secciones
×

Síguenos en

Vampiresas de la belleza

Controversial, así es el nuevo tratamiento estético que utiliza La sangre para rejuvenecer la piel

Por Texto : Hasmed Sermeño Ilustración: Choco

Abr 28, 2013- 19:00

No se trata de la fuente de la juventud, sin embargo es lo más cerca a lo que se ha llegado para alcanzarla, al menos así lo reconocen expertos en medicina estética, quienes aseguran que este revolucionador tratamiento ofrece resultados muy notorios, duraderos y brinda un efecto de naturalidad en la piel.

Se trata de la técnica llamada ‘plasma rico en plaquetas’ (PRP), mejor conocido en la urbe cosmética como el ‘método vampiro’, el cual ha causado un tanto de controversia pues se utiliza los nutrientes de la sangre humana para obtener fines estéticos (rejuvenecimiento de la piel).

“El Plasma rico en plaquetas (PRP), es un tratamiento innovador en dermatología”, afirmo Leana Quintanilla, dermatóloga y experta en cirugía cosmética, quien fue una de las pioneras en implementar este tratamiento en el país. El tratamiento está aprobado por la FDA de Estados Unidos (Administración de alimentos y medicamentos).

Asimismo, agregó que su efecto rejuvenecedor se debe a que las plaquetas son fundamentales en los procesos de reparación y regeneración de tejidos. “Los factores estimulantes del crecimiento plaquetarios ( FECP) son los encargados de ordenar la regeneración de estos tejidos. La Bioestimulación es un conjunto de procedimientos que tienden activar la función de los fibroblastos, produciendo más colágeno, elastina, ácido hialurónico”, indicó.

Su obtención es similar a un proceso rutinario de extracción de sangre. Una vez que se haya extraído se procesa (centrifuga) para obtener el PRP. Esta máquina (centrifugadora) se ocupa de separar las plaquetas y las fibrinas girando la cápsula a gran velocidad.

Su aplicación no requiere bisturí o ingreso clínico, se aplica mediante inyecciones finas, muy similares a las que se utilizan para aplicar botox u otro material de relleno, se inyectan en la capa superior de la piel a fin de generar la producción de colágeno y rellenar la superficie.

Y debido a que el PRP autólogo es de la misma persona, no hay rechazo, alergia u alguna otra complicación, explicó Quintanilla.

“Es más natural y mucho menos alergénico que otros productos comerciales para rellenar arrugas”, explica el Dr. Eduardo Lorenzo, anestesiólogo estadounidense. “Los pacientes prefieren Selphyl (nombre comercial de la sustancia extraída del plasma rico en plaquetas) porque es el propio tejido de sus cuerpos, nada químico”, recalcó.

Sus beneficios y restricciones

Los efectos del tratamiento vampiro no se limitan al rostro pues también puede ser aplicado en cuello, manos, párpados y el pecho, según los especialistas.

Y a pesar de que es un tratamiento ‘natural’, existen ciertas restricciones para someterse al tratamiento. Según la dermatóloga, mujeres embarazadas o que estén en época de lactancia no son candidatas para el procedimiento por precaución. En cuanto a los efectos secundarios, estos “no pasan de leves moretes”.

Los requisitos para la intervención son evitar las aspirinas y no asistir con la piel bronceada. Durante la aplicación no se requiere la utilización de anestesia, sin embargo se puede aplicar si la persona tiene un umbral del dolor no resistente pues se aplican varias inyecciones, argumentó Quintanilla.

El tratamiento es todo “un éxito” por lo que ha sido un ‘boom’ entre las famosas. De hecho, la socialité Kim Kardashian conmocionó a los medios cuando publicó una fotografía luego de haberse sometido al tratamiento.

Otras famosas como Gloria Trevi, Paulina Rubio y Niurka Marcos también lo han utilizado. Todas ellas pasan de los 40 años y según las revistas especializadas en farándula conservan una piel fresca y saludable.

Más allá de lo estético

Además de brindar beneficios cosméticos, está técnica también funciona para tratar un sin fin de afecciones, no solo dermatológicas sino también musculares.

Según Quintanilla, el plasma rico en plaquetas sirve para tratar a pacientes con vitiligo brindándoles buenos resultados.

Asimismo se puede aplicar para tratar diferentes tipos de alopecia, para cerrar úlceras, ayudan a mejorar la cicatrización de la piel. “Incluso se utilizan en pacientes con problemas de ortopedia, cuando esos especialistas me remiten a sus pacientes, se les inyecta plasma en las articulaciones, rodillas etc.”, describió la especialista.

De hecho el tratamiento también es muy eficaz para tratar lesiones musculares como la tendonitis, afección común en los atletas.

Según el New York Times, deportistas como Tiger Woods, Chris Canty (de New York Giants) y el lanzador Cliff Lee se sometieron al método “vampiro”.

En el caso del golfista (Woods) lo utilizó para combatir un problema en la rodilla; en el caso de Canty, para tratar el dolor en el tendón de la corva; y Lee para el abdomen.

A las personas que sufren de tendinopatía como el “codo de tenista” o “dolor de tendón de Aquiles”, y no han tenido éxito con otros tratamientos, se les recomienda el tratamiento de plasma (PRP) para aliviar el dolor, según la Clínica Mayo.

Su eficacia radica en que el plasma rico en plaquetas, según los científicos, atrae las células que curan los tejidos deteriorados del tendón, estimula el crecimiento de las nuevas células y la producción del colágeno del tendón, que le otorga la fuerza a los tendones.

Según la Clínica Mayo, investigadores encontraron que los máximos beneficios tienden a ocurrir dentro de cuatro meses después del procedimiento. Más del 70 % de los pacientes tuvieron un mejor uso de sus tendones, y 76 % informó menos dolor. También se detectó evidencia de la curación del tendón en algunos casos. Pero la Clínica Mayo aclara que este método no es para todos los pacientes: “incluso con este tratamiento (la inyección de plasma en el tendón), el dolor asociado con la tendinopatía puede persistir durante meses”.

Además, no puede aplicarse esta técnica a los pacientes con problemas de coagulación, desorden de plaquetas o infecciones.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios