Secciones
×

Síguenos en

Muere arquitecto de grandes obras en México

Pedro Ramírez Vázquez construyó el Estadio Azteca, la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe y el Museo de Antropología.

La Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe fue construida por Pedro Ramírez Vázquez. Foto Ap
La Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe fue construida por Pedro Ramírez Vázquez. Foto Ap

Por

Abr 17, 2013- 20:00

Pedro Ramírez Vázquez, el arquitecto que construyó obras emblemáticas de la Ciudad de México como la Basílica de Guadalupe, el Estadio Azteca y el Museo de Antropología, murió a causa de una neumonía. Tenía 94 años.

Ramírez fue el “arquitecto y urbanista mexicano más prolífico e influyente en la vida nacional del siglo XX”, según El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, que informó de la muerte del artista el martes por la noche.

Sus obras son símbolo del paisaje urbano de la capital del país. Una de estas construcciones es la planta circular con láminas de cobre que dan un característico color verde a la moderna Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, que reúne a millones de feligreses cada diciembre para rendir tributo a la virgen morena. El techo voladizo del pabellón central del Museo de Antropología fue distintivo del boom de arquitectura moderna en México, encabezado por arquitectos como Luis Barragán entre los 1940 y 1970.

Ramírez Vázquez fue menos conocido que Barragán pero diseñó y construyó muchas obras que también incluyen la Torre de Tlatelolco, el Museo de Arte Moderno y el Palacio Legislativo de San Lázaro. En el extranjero participó con obras como la Capilla de la Virgen de Guadalupe en la Basílica de San Pedro en el Vaticano y la residencia Presidencial en Costa Rica. Según el consejo de cultura, Ramírez consideró que su proyecto más importante había sido la construcción de un modelo de escuela rural que fue implementado en México y en otros países.

El arquitecto también fue presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos México 1968. El Comité Olímpico Internacional dijo que Ramírez se convirtió en un miembro honorario en 2005 después de una amplia carrera en la organización de olimpiadas, que incluyó el diseño de la sede del comité y el Museo Olímpico en Lausana, Suiza.

“Pedro Ramírez Vázquez proyectó la cultura y la identidad de México a los públicos más amplios y diversos”, apuntó la cancillería mexicana en un comunicado el miércoles. “Las propuestas del arquitecto mexicano traspasaron el espacio de nuestro país y proyectaron a México en el mundo”.

El gobierno de México no ha informado los planes de velorio para el arquitecto. A Ramírez le sobreviven sus hijos Pedro, Javier, Olga y Gabriela Ramírez. —AP

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios