Secciones
×

Síguenos en

Vacacio-nes sin ganar peso de sobra

En los días libres se corre el riesgo de ganar peso en un corto espacio de tiempo y sufrir problemas gástricos

Vacacio-nes sin ganar peso de sobra
Vacacio-nes sin ganar peso de sobra

Por

Mar 30, 2013- 19:00

Esta es una serie de consejos que le pueden ayudar a cubrir las necesidades alimentarias durante esta época de vacación, sin privarse de ciertos “gustos” como son el comer en restaurantes o degustar platillos típicos de la zona que viste.

Aumentar el consumo de agua a un mínimo de ocho tazas diarias.

Es necesario beber líquidos con regularidad durante todo el día. Aunque no se tenga la sensación de sed se recomienda tomar pequeños tragos, preferiblemente de agua u otros líquidos pobres en calorías, sin que pase más de un cuarto de hora entre uno y otro.

En los momentos más calurosos del día, sobre todo si se hace deporte o se camina mucho, la frecuencia entre los tragos debe ser menor, cada cinco o diez minutos. Una acción muy deliciosa, cuando se puede hacer, que le puede aportar mucho agua y pocas calorías, es comer fruta previamente congelada. El té frío, preparado con menta y limón, es otra opción muy buena que también aporta la imprescindible vitamina C.

Opuesto a lo que se acostumbra en países calurosos, se debe prescindir de la cerveza cuando el objetivo es hidratarse, ya que el consumo de alcohol favorece la pérdida de agua desde nuestro cuerpo.

Comer alimentos frescos y de temporada. Frutas y vegetales, tienen mucha agua y son de un sabor exquisito y único; además nos aportan vitaminas y minerales y contienen propiedades antioxidantes a partir de éstos últimos. Si se cocina en casa y se cuenta con suficiente tiempo libre, es una circunstancia ideal para comprar estos productos frescos en los mercados locales.

Si se come en restaurantes u hoteles, recuerde que consumir platillos que se acompañen de vegetales, nos conduce a consumir menos calorías, y a mantener una ingesta balanceada de nutrientes.

Mantener los horarios adecuados de alimentación, también nos impedirá “andar picando” y comiendo en exceso de cantidades y de calorías. Comer frecuentemente y sin horario es una de las conductas habituales que se hacen en vacaciones y representan un error, por lo que se deben evitar desequilibrios de este tipo en la medida de lo posible.

La palabra “vacación” inmediatamente evoca en nuestras mentes el salir de la rutina y poder hacer lo que usualmente no podemos. Y este poder hacer lo que usualmente no hacemos, también se evoca en relación a la alimentación; por lo que nuestros usuales hábitos alimenticios saludables se ven en riesgo en estas fechas de ocio, o como dicen algunos en la actualidad, de cambio de actividad: se comen alimentos más apetecibles y por lo tanto más calóricos; al viajar y contar con tiempo libre se suele comer fuera alimentos más grasosos; se comenten cambios bruscos en la alimentación y se acaba incurriendo en excesos. —Colaboración Clínica Wollants, Tel.: 2257-1696.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios