Secciones
×

Síguenos en

Piden destitución de secretaria de Cultura, Ana Magdalena Granadino

Trabajadores, artistas independientes y funcionarios apoyaron protesta del día de ayer

Sitrasec pide la destitución de la secretaria Granadino y de los directores nacionales de la institución. foto EDH / Marlon Hernández
Sitrasec pide la destitución de la secretaria Granadino y de los directores nacionales de la institución. foto EDH / Marlon Hernández

Por Tomás Andréu Twitter: @tomazs_andreu

Feb 06, 2013- 19:00

Cumplieron lo que dijeron. El Sindicato de los Trabajadores de la Secretaría de Cultura (Sitrasec), el Movimiento de Artistas Independientes (MAI), miembros de la Orquesta Sinfónica de El Salvador (OSES) y la Asociación de Artistas de Teatro de El Salvador (Arttes) llegaron ayer por la mañana a la Plaza Cívica —frente a Catedral Metropolitana— para pedir la destitución de la secretaria de Cultura, Ana Magdalena Granadino.

Los miembros del sindicato tomaron el megáfono y gritaron que estaban cansados de los atropellos de la secretaria de Cultura, por eso invocaban desde plaza la intercesión del presidente Funes para hacer cambios favorables en materia cultural.

Los manifestantes repartieron comunicados y volantes en los que pedían la cabeza de la titular de Cultura. Los artistas echaron mano de los mimos, de la danza y de la música para criticar y burlarse de Secultura.

El secretario general de Sitrasec, Jonathan Ramírez, afirmó a El Diario de Hoy que “tenemos represión laboral. Le pedimos al presidente Funes que interceda por la cultura y por los derechos de los trabajadores. Confiamos en su conciencia social y por eso le pedimos que rectifique con respecto al daño que nos mandó al nombrar a doña Magdalena Granadino como secretaria de Cultura”.

Ramírez fue tajante en su petición al mandatario:

“Queremos que la destituya. Le pedimos al presidente que nos mande a otra u otro secretario de Cultura”.

El secretario general de Sitrasec afirma que, a pesar que las manifestaciones son desgastantes, estas no se dejaran de hacer sino hasta que vean cumplidas sus demandas.

“Si no sucede será un estira y encoge en el tiempo que falta del gobierno del presidente, porque nosotros no le vamos a permitir a esta señora que nos trate como trata a los trabajadores de su maquila”.

Desde la periferia, la representante de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Edith Nóchez, observaba el desarrollo de la protesta. Recientemente ella fue un puente de diálogo entre sindicalistas y autoridades de Secultura. En la mesa hubo acuerdos, pero los funcionarios del gobierno los irrespetaron:

“Han habido varias reuniones en las que se llegaron a varios acuerdos, pero esos acuerdos tal parece que quedaron en mesa rota. Hacen falta compromisos reales por parte de las autoridades de Secultura”.

“La Secultura se maneja con hermetismo total. Sigue con esa dinámica antidemocrática, antiinclusiva en un gobierno que se hace llamar de inclusión. La Secultura no está funcionando bien y es necesario una destitución para que venga, realmente, otra persona con capacidad”, valora el presidente de la Arttes, Francisco Ramos.

El representante de Arttes afirma que no piden plata, sino la facilitación de los medios para darle vida a su quehacer artístico.

“Esto no es algo personal en contra de la señora [Granadino], pero es que simplemente ella no funciona”, dice Héctor Estrada, también de Arttes.

Los trabajadores de Secultura compartieron documentos con este medio y en ellos la directora de administración, María Isabel Rivas de Sosa, les notifica que no podrán hacer uso de Internet para ver medios de comunicación. Tampoco “se les permite tener radios, grabadoras, televisores”. Y les avisa que “los buscadores están deshabilitados”.

Durante la protesta llegaron miembros de la Sinfónica Nacional. Fueron varios los músicos que apoyaron la actividad que en resumen pedía la destitución de la secretaria y de los directores nacionales de la institución. Un ingrediente nuevo fue la presencia de importantes funcionarios de Secultura en la protesta. Afirmaron que apoyan las demandas de los manifestantes, sin embargo, declinaron dar su nombre y ahondar más con este medio.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios