Secciones
×

Síguenos en

A la conquista de un cuerpo de playa

Las vacaciones de Semana Santa son una motivación para comenzar a ejercitarse Si comienza ahora aún puede lograr cambios que lo harán sentirse y verse mejor

A la conquista de un cuerpo de playa
A la conquista de un cuerpo de playa

Por Alfredo García/Agencias Twitter: @allfogarcia

Feb 24, 2013- 20:00

Sentir y mostrar un cuerpo más delgado, definido, liviano y sobretodo saludable en las próximas vacaciones de Semana Santa es una gran motivación para comenzar desde hoy a prepararse.

A pocas semanas para que lleguen esas cortas vacaciones, el número de inscripciones en muchos gimnasios se incrementa.

Pero para perder peso, y no recuperarlo, el ejercicio no basta, también se debe combinar una sana alimentación.

La revista MensHealth, especializada en ejercicio y nutrición masculina, propone el siguiente programa para lograr un abdomen plano.

En primer lugar se debe comer al día entre 5 y 6 veces al día: dos platos fuertes (desayuno y almuerzo) y el resto pequeñas comidas con poca grasa.

“Si comes demasiado azúcar, tus hormonas vivirán en una montaña rusa constante, especialmente en lo que se refiere a la insulina y al cortisol. ¿El resultado? Acumularás grasa en el vientre”, afirma MensHealth.

El ejercicio no puede faltar. La rutina recomendada es rodillo con barra: 4 series de 10 repeticiones, 3 veces por semana.

“Adopta la posición clásica de flexiones, pero con las rodillas en el suelo. Poniendo los pies en alto conseguirás la tensión abdominal perfecta. Coge una barra y hazla rodar, con los brazos rectos, hasta que el cuerpo te quede lo más cerca posible del suelo. Luego, invierte el movimiento. Eso es una repetición… y es más duro de lo que parece. Descansa un día antes de volver a intentarlo”, explica la revista.

Estudios científicos comprueban que la restricción de una comida es cuestión del pasado; los expertos ahora optan por una nueva técnica: educar sobre su valor diario en lugar de limitarlo.

Lo indispensable para evitar el sobrepeso es lograr un equilibrio entre las calorías que se ingieren y las que su cuerpo necesita.

“No hay alimentos buenos o malos sino dietas mal balanceadas, por eso hay que aprender a alcanzar ese equilibrio”, afirmó la nutricionista colombiana Consuelo Pardo.

“La obesidad es una condición multifactorial, asociada con variables como la genética, los inadecuados hábitos alimenticios y la falta de actividad física”, destacó Pardo.

Recuerde que para conservar un cuerpo en su peso adecuado es necesario mantener permanentemente una alimentación balanceada y constante ejercicio. Las dietas extremas ayudan a bajar de peso rápido pero no permanentemente.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios