Secciones
×

Síguenos en

En el juego entre Águila y Chalatenango, un penal fue la diferencia

Águila logró su primer triunfo del torneo a domicilio frente al Chalatenango con un gol de penalti de Javier Lezcano

Jugadores de Águila celebran el gol de Javier Lezcano en el Estadio Gregorio Martínez de Chalatenango / Foto Por EDH - René Estrada

Por Raúl Recinos

Ene 13, 2018- 21:00

Águila inició el torneo Clausura con pie derecho, a pesar de que llegó con un plantel corto a visitar al Chalatenango. Un gol por la vía del penalti al minuto 34′ fue suficiente para conseguir los primeros tres puntos, cosa que les puede dar impulso, tal como lo espera su entrenador Osvaldo Escudero, pensando en el tema anímico.

Los migueleños como siguen en construcción del plantel, llegaron diezmados a jugar contra Chalatenango. Solo cinco jugadores en el banquillo para recambios y Osvaldo Escudero armó su once inicial con varias novedades.

Novedades en el sentido que jugadores no ocuparon puestos habituales, como el caso de Marlon Trejo que tuvo que salir de lateral derecho, ya que Fredy Espinoza tuvo que ocupar puesto de central junto a Ronald Rodriguez, los únicos disponibles para esos lugares.

[Presidente de América de Cali descarta a Rodolfo Zelaya]

Lo bueno para el “Pichi” es que sí pudo echar mano de Bryan Landaverde y Wilson Rugama, dos que saben tener el balón para abrir por los costados con Santos Ortiz y Víctor García, tal y como le gusta el fútbol al entrenador argentino.

El juego empezó movido, los dos planteles se vieron bastante sueltos en la cancha, a pesar de que vienen saliendo de la pretemporada, que fue corta pero intensa en la parte física.

Ambas escuadras tenían sus respectivas aproximaciones a los arcos rivales, pero Águila con mayor peligro. La más clara fue una cuando el reloj casi marcaba la media hora de partido. Javier Lezcano estaba listo para hundirla de cabeza, pero Anibal Parada apareció como un rayo para impedir el testarazo del paraguayo.

Víctor García de Club Deportivo Águila supera en marca a Anibal Parada del AD Chalatenango en el partido realizado en el Estadio Gregorio Martínez de Chalatenango. Foto EDH – René Estrada

Al 34′ otra más del guaraní adentro del área, siempre con la cabeza la estrelló en el poste derecho de la cabaña de Luis Contreras. La pelota quedó suelta, ni jugadores emplumados podían hundirla ni los chalatecos conseguían despejar. Yohalin Palacios se quedó con la pelota, quiso salir jugando, pero el viento, lo liviano del balón y el mal estado de la cancha le jugaron una mala pasada, ya que le rebotó en la mano y se sancionó el penalti.

Lezcano se armó de valor y se encargó de patear suave y abajo. Primer gol a su cuenta y el primero en contra para “Motor” que anoche hizo su regreso oficial a las canchas tras alejarse por medio año.

Ese gol le vino bien al compromiso, y más al Chalate, porque empezaron a insistir y estuvieron cerca de igualar el marcador con varios disparos en una misma Jugada, pero sobre la línea los defensas lograron evitar la caída de su marco.

Sin ser mejores en el campo de juego, la visita se fue al descanso con la ventaja de un gol, pero tenían malos recuerdos de una de sus últimas visitas al Gregorio Martínez, cuando iban ganando 2-1 y terminaron cayendo 3-2.

Sin mover nada en sus esquemas, llegó el inicio del segundo tiempo, los orientales empezaron a encontrar mejores espacios al abrir el juego. García era un dolor de cabeza por el corredor izquierdo y el delantero paraguayo redoblaba esfuerzos para sumarse al juego entres cuartos de cancha, antes de atacar.

Al minuto 50 Lezcano estuvo cerca de aumentar la cuenta con un remate a quemarropa ante Contreras, pero el meta estuvo atento para evitar el segundo tanto de la noche. En la siguiente subida norteña también pudo cansarse un gol, pero la zaga migueleña estaba haciendo bien su trabajo.

Llegaron los cambios en Chalate, Carlos Zamora y Wilmar Hernández llegaron para apoyar en defensiva y al 71′ Bladimir Díaz tuvo la más clara para su equipo, pero trató de colocarla mucho y el tiro se fue por un costado.

Los alacranes mejoraron, pero seguían sin ser contundentes, el penalti que convirtió el suramericano en el primer tiempo seguía siendo la diferencia. El cronómetro del árbitro Joel Aguilar Chicas no se detenía y era enemigo de los de casa.

De a poco perdían las esperanzas de igualar los cartones y se empezaba a tejer el primer triunfo de Águila, que fue con dedicatoria especial para Raúl García.

Tags Águila Chalatenango EDH Deportes El Salvador LMF Primera División

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios