Secciones
×

Síguenos en

LMF

Municipal Limeño sonrió con el último suspiro del partido

Con un gol en tiempo de descuento, los cucheros le robaron los tres puntos a los norteños, en quienes la situación fue tensa

Francisco Valladares celebra el gol que anotó sobre el final del partido en el Gregorio Martínez / Foto Por EDH - René Estrada

Por Franklin Ponce | Twitter: @FP11EDH

Oct 11, 2017- 21:08

CHALATENANGO. Un partido aburrido, terminó siendo de felicidad para Municipal Limeño, al ganar con un gol, en la última jugada del partido, sobre Chalatenango (1-0), en quienes la frustración estuvo a punto de llevar a dos jugadores a los golpes.

Todo apuntaba para el empate a cero, cuando una mano al borde del área, Francisco Valladares la convirtió en el gol de la victoria para los santarroseños (90+3’), con un remate a media altura que fue desviado por un jugador en la barrera y descontroló al portero Dennis Salinas, quien ya no tuvo tiempo para reaccionar.

[Sonsonate y Águila no se hicieron daño en el Ana Mercedes Campos]

El partido no había sido bueno para nada. Muchas imprecisiones y pocas ocasiones a gol, que desesperaron bastante al poco público que asistió a este escenario, del que los locales salieron bastante molesto con su equipo.

En el primer tiempo, Limeño tuvo más acercamientos a la portería rival. Pero los norteños las mejores ocasiones frente a la meta que terminaron desviados: un remate y un cabezazo de Ricardo Ulloa (21’ y 24) y otro cabezazo de Carlos Angulo (27’).

Las pocas personas en este estadio despidieron el primer tiempo abucheando y exigiendo más voluntad a los jugadores. Por los cucheros, un grupo de unos cinco aficionados, se acercaron al banquillo y presionaron al plantel, de quienes algunos respondieron y llegaron hasta retarse, otros solo pidieron paciencia.

[La emotiva propuesta de matrimonio en el Sonsonate – Águila]

Por el lado local, la barra de los chalatecos, la “Fuerza Morada” decidió colgar los bombos, en la malla ciclón y callar con los cánticos de apoyo. Mientras que parte de la dirigencia llegó al camerino, para hablar con los jugadores y también hacer presión sobre ellos.

Con el estadio silenciado para el segundo tiempo, era facil escuchar las convesaciones en la cancha, las que se resumían en reclamos entre los mismos compañeros, después de una mala jugada. Las imprecisiones fueron constantes y desesperantes para los aficionados, más para los respectivos cuerpos técnicos, aunque los cucheros demostraban conformarse con el punto.

Limeño presionó en los últimos minutos, empujó y ganó algunas jugadas estacionarias, hasta que llegó la última al borde del área, del que Francisco Valladares se convirtió en el héroe para los orientales.

Al término del partido, Bladimir Díaz, jugador del Chalate, quien por lesión no había sido convocado; entró a la cancha y de alguna forma airada reclamó a sus compañeros. Carlos Angulo, también colombiano, le respondió a su compatriota y la actitud retadora derivó a que los demás jugadores intervinieran y los separaran para que la acción no pasara a más.

El presidente del equipo, Rigoberto Mejía volvió a bajar a los camerinos, para hablar con el plantel y del que se podrían tener algunas noticias en las próximas horas.

Tags Chalatenango El Diario De Hoy El Salvador Elsalvador.com LMF Municipal Limeño Primera División

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios